Print

Comisión Europea presiona a Italia sobre deuda y déficit fiscal
By
Global Research, noviembre 23, 2017
Prensa Latina 26 May, 2019
Url of this article:
https://www.globalizacion.ca/comision-europea-presiona-italia-sobre-deuda-y-deficit-fiscal/

Con un sostenido aunque moderado crecimiento económico, Italia se aproxima hoy al cierre del año, presionada por las exigencias de la Comisión Europea (CE) sobre su abultada deuda y el déficit fiscal previsto para 2018.

Los más recientes pronósticos de fuentes nacionales y extranjeras ubican en torno a 1,5 por ciento el aumento del Producto Interno Bruto (PIB) de este año en comparación con 2016, cuando alcanzó el 0,9, una décima menos que en 2015.

Aunque en opinión de analistas es una recuperación cierta, con una tendencia positiva a corto y mediano plazos, los estimados sobre el ritmo de la recuperación siguen siendo bajos para el próximo bienio, con incrementos previsibles de 1,3 y 1,0 para 2018 y 2019, respectivamente, según los datos más recientes de la CE.

Con esos niveles de crecimiento, Italia continuará por debajo del promedio de la Unión Europea (UE), sin el Reino Unido, el cual será este año de 2,4 por ciento, con perspectivas de 2,2 y 2,0 en 2018 y 2019, en tanto se mantendrá en el último lugar entre los países integrantes del organismo regional de integración.

La tenue recuperación se refleja este año en la reducción del desempleo de 11,7 a 11,2 por ciento de la población laboralmente activa, cifra que debe disminuir a 10,8 el próximo año de acuerdo con los cálculos del Instituto Nacional de Estadísticas (Istat).

Disminuye también, aunque se mantiene aún en niveles elevados, la desocupación juvenil que bajó en agosto último de 35,3 a 35,1 por ciento, respecto al mes precedente y 2,2 en comparación con 2016, mientras la inflación osciló alrededor del 1,0 por ciento, en todos los casos, indicó el Istat.

Un factor determinante en la recuperación y escaso crecimiento económico de Italia es su deuda, la cual alcanzó en septiembre la astronómica cifra de dos mil 284 miles de millones de euros, algo menos que el récord de dos mil 301 miles de millones establecido en julio, según información de la Banca de Italia.

De esta manera, el endeudamiento se mantiene en torno al 133 por ciento del (PIB), para descender a 131,4 en 2018, de acuerdo con el estimado más reciente del Fondo Monetario Internacional.

A este aspecto prestó atención especial la Comisión Europea en su evaluación preliminar del proyecto de presupuesto para 2018 elaborado por el gobierno italiano, el cual debe ser aprobado por el parlamento nacional antes de la conclusión del año.

En carta enviada la víspera al ministro italiano de Economía y Finanzas, Pier Carlo Padoan, el vicepresidente de la CE y comisario para la Estabilidad Financiera, Valdis Dombrovskis, y el encargado de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, expresaron preocupación sobre varios puntos del proyecto.

Aunque reconocieron los esfuerzos de Italia en años recientes para ampliar su competitividad y crecimiento potencial, además de fortalecer sus finanzas públicas, señalaron que en opinión de la CE el plan corre el riesgo de incumplir con las disposiciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Al subrayar que la deuda sigue siendo una vulnerabilidad clave para Italia, recordaron que en 2016 fue de 132 por ciento del PIB, lo cual confirmó un progreso insuficiente hacia el cumplimiento del criterio europeo en ese sentido y todo indica que se mantendrá estable en 2017 para descender a 130,8 el año siguiente.

Una deuda pública tan alta -indicaron- restringe el espacio de maniobra del gobierno para una mayor inversión productiva en beneficio de sus ciudadanos, añadieron que ‘dado el tamaño de la economía italiana es una fuente de preocupación común para toda la zona euro’.

Anunciaron un reexamen de esta situación en la primavera de 2018 y como adelanto, solicitaron más información sobre la estrategia para reducir el monto de la deuda y colocar su relación con el PIB en un sendero descendente que le permita a Italia cumplir con las normas europeas para el endeudamiento.

Los comisarios pidieron también aclaración sobre una diferencia de 0,4 por ciento del déficit de este año observada en el plan.

Recordaron además la necesidad de reducir en 0,3 por ciento el de 2018, equivalente a unos cinco mil millones de euros, cifra que en opinión de especialistas debe quedar en tres mil 500 millones, por la mejoría de 1,0 por ciento del saldo neto estructural de Italia.

Por su parte, fuentes del Ministerio de Economía y Finanzas citadas por medios locales dijeron estar confiadas en que a través del diálogo con las autoridades europeas se podrán realizar las aclaraciones pertinentes y evitar así modificaciones al proyecto de presupuesto.

Frank González

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article.