Chile alza su voz por el desarme nuclear en Nagasaki

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, alzó de nuevo su voz a favor del desarme nuclear durante una visita hoy a Nagasaki, Japón, azotada por una bomba atómica el 9 de agosto de 1945 a las 11:02 de la mañana.

Bachelet, en su primer mandato en el Palacio de La Moneda, estuvo en Hiroshima en el año 2007 y ahora, poco antes de terminar su segundo periodo, se trasladó desde Tokio hasta esta urbe del sur de la Tierra del Sol Naciente en la isla de Kyushu.

Hiroshima fue el primer blanco de la orden del presidente estadounidense Harry S. Truman bajo la justificación de forzar la rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial.

Los impactos resultaron demoledores este sábado. El primer detalle en el monolito negro donde a 500 metros de altura, la segunda bomba atómica lanzada por Estados Unidos en el país asiático estableció su hipocentro con una enorme onda expansiva.

Allí fue actualizada el pasado año la cifra de muertos en Nagasaki, como consecuencia de la explosión y las radiaciones que provocaron leucemia y otros tipos de cáncer con el paso del tiempo. Son 175 mil 743 personas, casi tres cuartas partes de la población de la ciudad en la época.

‘Luchamos por la esperanza de que lo sucedido sea la última vez que la humanidad sufrió una bomba atómica. Acá el hombre hizo uno de los mayores horrores de la historia, con consecuencias desastrosas’, dijo Bachelet en el Memorial de la Paz.

La mandataria remarcó que al intercambiar con Tomihisa Taue, alcalde de la capital de la Prefectura del mismo nombre, reflexionó sobre las impresiones muy potentes que recibió en su recorrido por el Museo de la Bomba Atómica.

En su trayecto en una zona de la ciudad consagrada a recordar los momentos ‘cuando el hombre tiñó de negro al mundo’, depositó una ofrenda consistente en una cinta de grullas de origamis con los colores patrios de Chile.

Bachelet destacó la escultura ubicada en el Parque de la Paz, ‘un símbolo para llamar la atención de que las guerras que marcaron el siglo XX no vuelvan a repetirse’.

‘El monumento tiene dos partes muy importantes, un brazo hacia arriba para enseñar de donde cayó la bomba, y el otro con el puño cerrado que nos habla de la paz, pero también de la necesidad de proteger al pueblo japonés y al universo’, comentó.

Al mismo tiempo, la jefa de Estado apuntó que su país y la nación del lejano oriente tienen muchas coincidencias como defensores de la paz y la seguridad, lo mismo que en el empeño por impulsar el desarme nuclear y la no proliferación de armas atómicas.

El Museo de la Bomba Atómica de Nagasaki fue galardonado en 2017 con el Premio Nobel de la Paz. Es un impresionante recinto donde no hay lugar para edulcorar los hechos, con una exposición minuciosa de la tragedia que estremeció a Nagasaki en agosto de 1945.

Una caja calcinada donde adolescentes llevaban su almuerzo a la escuela, el reloj en la entrada detenido en las 11:02 minutos y una maqueta a gran escala que reproduce la secuencia del artefacto nuclear denominado Fat Man sobre Nagasaki, dejan sin palabras a los visitantes.

El rostro de la tragedia y la ignominia queda fuertemente plasmado con la foto de un niño, que carga en sus espaldas a su hermano menor muerto, en una fila de espera en el crematorio.

Fausto Triana

Artículos de:

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]lresearch.ca