El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, anunció recientemente que la ocupación militar de Siria continuará hasta que se cumplan tres condiciones: 1) El Estado Islamico (ISIS, por sus siglas in inglés) debe ser destruido; 2) Assad debe retirarse y 3) 3os refugiados deben ser regresar a Siria.

Sus palabras son una grosería. Son una cortina de humo para disfrazar realidades e intenciones imperiales. La ocupación estadounidense no solo es criminal tal como lo estipulan los principios de Núremberg, sino que los objetivos planteados [por Tillerson] son inalcanzables o superfluos y, por lo tanto, están destinados a fracasar, como en realidad es su intención.

La primera demanda, que el ISIS sea destruido, es abiertamente inalcanzable ya que el ISIS es un instrumento utilizado por Estados Unidos, por lo tanto, ISIS existirá mientras Estados Unidos así lo quiera. Estados Unidos no tiene intención alguna en eliminar su principal excusa para librar la guerra contra la Humanidad.

El académico australiano especializado en Medio Oriente, Jeremy Salt, explica lo que ya sabemos con las siguientes palabras:

La guerra contra Siria sigue. No ha terminado, como muchos lo han dicho: es más, para los que incitan la intervención desde el exterior nunca existió [realmente]. A pesar de que el ISIS ha sido prácticamente destruido en Siria, con lo cual, ya habría cumplido con el objetivo por el cual las Fuerzas armadas están allí, Estados Unidos se niega a retirarse. Ha estado jugando un doble juego, declarando la guerra al ISIS mientras coopera [con él] clandestinamente de varias formas. Quería un principado salafista en el Este de Siria y el Estado Islámico le dio uno. Los combatientes del ISIS cruzaban el desierto sirio, hacia Mosul y Palmira, sin la intervención de Estados Unidos, aunque el reconocimiento satelital claramente mostró cómo las rutas que siguieron camionetas levantaron el polvo durante el verano. Las Fuerzas Especiales de Estados Unidos se cruzaron con el Estado Islámico camino a Deir al Zor, Estados Unidos envió combatientes de los takfir fuera de Raqqa con sus familias y han estado entrenando a los takfiris como “luchadores rebeldes” en su base de Al Tanf.[1]

Y eso que la evaluación de Salt mencionada líneas arriba apenas y toca la superficie del doble juego y la criminalidad de Occidente. Las declaraciones repugnantes de Tillerson también son parte de esta joya, según lo informado por Daniel McAdams en el artículo “Breaking – Tillerson Unveils ‘New’ US Syria Plan: ‘Assad Must Go!’

“Las tropas estadounidenses permanecerán en Siria para evitar que el Gobierno sirio retome el control de las zonas abandonadas por un ISIS derrotado. ¿Será impedido el Gobierno legítimo de Siria de reclamar su propio territorio a causa de una ocupación militar ilegal de Estados Unidos? ¿Acaso esto forma parte de una política coherente? “[2]

McAdams no hace sino describir la política que Estados Unidos sigue desde siempre. ISIS forma parte del instrumental usado por Washington. El ISIS ocupará, destruirá, aterrorizará y eliminará a la población de la zona para que los “libertadores” ocupen su lugar.[3]

El estribillo del cambio de régimen de Tillerson, el conocido refrán de “¡Assad debe irse!”, representa a la vez un doble juego criminal, pues son el Gobierno sirio y sus aliados los que están derrotando a los representantes del terrorismo occidental en Siria. Si Assad se va, los terroristas se quedarán.

Como señala McAdams, en Libia (que antes de la invasión tenía el Índice de Desarrollo Humano más alto de toda África) se están llevando a cabo subastas de población esclava[4] (además de ser un centro de operaciones terrorista), alrededor de medio millón de personas han perecido en Irak (desde 2003 hasta 2011)[5] producto de esa invasión (y esta cifra no incluye a más de 500,000 niños y alrededor de un millón más de asesinados por sanciones anteriores a la guerra). Y, por supuesto, la política económica en espiral descendente implementada por la junta de Kiev infestada de neonazis, otro proyecto imperial, también es un desastre.[6]

Finalmente, la demanda de que los refugiados deben regresar a Siria también resulta ridícula, ya que están volviendo a las áreas liberadas, y nunca volverán a invadir a una Siria ocupada por Estados Unidos, disgregada e infestada por el terrorismo. Pero de nuevo, ese es el intento de engañar.

Estados Unidos y sus vasallos de la coalición, Canadá incluida, buscan destruir a Siria. Si se cumplen las exigencias de Tillerson, conseguirán su cometido. Y el holocausto se volverá más agudo más allá de las fronteras. Aquellos que administran la caída del Imperio estadounidense seguramente son satánicos.

Mark Taliano

Artículo original en inglés:

Imperial Disaster, publicado el 19 de enero de 2018.

Traducido por Ariel Noyola Rodríguez para el Centro de Investigación sobre la Globalización (Global Research).

Notas:

[1] Jeremy Salt, “The US Coalition-Financed ‘Siege’ of East Ghouta Supported by BBC Propaganda.” 21WIRE. Enero, 2018. (http://21stcenturywire.com/2018/01/16/us-coalition-financed-siege-east-ghouta-supported-bbc-propaganda/) Consultado el 18 de Enero de 2018.

[2] Daniel McAdam, “Breaking – Tillerson Unveils ‘New’ US Syria Plan: ‘Assad Must Go!’ “ Ron Paul Institute For Peace And Prosperity. 17 de Enero de 2018. http://www.ronpaulinstitute.org/archives/featured-articles/2018/january/17/breaking-tillerson-unveils-new-us-syria-plan-assad-must-go/#.Wl_h52wyWOU.twitter) Consultado el 18 de Enero de 2018.

[3] Mark Taliano, “War Crimes As Policy.” Global Research. 17 de Noviembre de 2017. (https://www.globalresearch.ca/war-crimes-as-policy/5618777) Consultado el 18 de Enero de 2018.

[4]Slave auctions in Libya caught on camera.” News.com.au. 4 de Diciembre de 2017. (https://nypost.com/2017/12/04/slave-auctions-in-libya-caught-on-camera/) Consultado el 18 de Enero de 2018.

[5] Kerry Sheridan, “Iraq Death Toll Reaches 500,000 Since Start Of U.S.-Led Invasion, New Study Says.” Agence France Press. 15, October, 2013/Updated 06 December, 2017. (https://www.huffingtonpost.com/2013/10/15/iraq-death-toll_n_4102855.html) Consultado el 18 de Enero de 2018.

[6] Alexander Mercouris. “2017: The Ukrainian economy’s dismal year|Ukrainian economy continued to weaken as inflation rose and living standards fell.” The Duran. 13 January, 2018. (http://theduran.com/2017-ukrainian-economys-dismal-year/) Consultado el 18 de Enero de 2018.

 

> > > > > > > >

Comentario sobre artículos de Globalización en nuestra página de Facebook
Conviértase en miembro de Globalización