Dividida oposición venezolana busca elecciones que nadie niega

Desde cuatro puntos de esta capital marcharon miembros de la oposición venezolana, sin rumbo, pero al fin marcharon, presuntamente para exigir al gobierno elecciones.

Mientras, en el país se abren paso variadas interrogantes, quiénes irán a elección, cuáles son los candidatos, cuáles son los partidos que aún conservan su personería; esas preguntas habría que hacérsela a la heterogénea masa de ‘líderes’ que tiene la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Recientemente, el diputado chavista, Juan Marín, describió con breves palabras la situación de caos que enfrenta la oposición camino a unos comicios ya fijados por el Consejo Nacional Electoral (CNE), para este año.

Será un proceso destructivo que nos hace recordar ‘La Noche de los cuchillos largos’ u Operación Colibrí, una purga que tuvo lugar en Alemania entre el 30 de junio y el 2 de julio de 1934, cuando el régimen nazi llevó a cabo una serie de asesinatos políticos, dijo.

Muy pocos dentro de la MUD pueden presentar candidatos a las elecciones aprobadas por el CNE, por lo que se espera una fuerte lucha interna o una purga al estilo nazi.

Desde el mes de octubre de 2016 el CNE aprobó el calendario electoral 2017, en el cual queda claramente establecido que se efectuarán comicios regionales durante el primer semestre de este año, municipales durante el segundo, y según establece la ley, se debe convocar a elecciones nacionales en 2018.

Una muestra de la fragmentación de los opositores se produjo la víspera cuando algunos partidos políticos marcharon -cada uno por su cuenta- desde cuatros puntos distantes entre sí del este de Caracas.

En Plaza Venezuela, un grupo minoritario entregó a uno de los rectores del CNE, Luis Emilio Rondón, un documento sin validez jurídica firmado por la junta directiva del Parlamento, en desacato al Poder Judicial de la República.

Los pocos que aún marchan exigen al poder electoral ‘que se respete el derecho al sufragio del pueblo venezolano’, algo que nadie negó y que solo la posición beligerante de la oposición impide, según analistas y autoridades judiciales.

Lo de ayer aclaró en algo el panorama opositor, hay muchos dirigentes, entre ellos el diputado Julio Borges, actual jefe de la AN, cuya convocatoria a la marcha giró en torno a su imagen personal, como si se tratara de un candidato presidencial, totalmente distanciado de su partido político, Primero Justicia (PJ), y de la MUD.

Más aún Borges estuvo apartado de otro que quiere usar el cuchillo, Henrique Capriles, quien salió a marchar prácticamente solo desde su comando de campaña en el municipio Baruta, aquí en Caracas.

Sin rumbo andan una veintena de partidos que todavía integran la coalición opositora y llegado el momento, la lucha interna y los ‘cuchillos’ darán cuenta de más de una aspiración a figurar en gobiernos regionales, municipales y ni hablar de las presidenciales en 2018, para las cuales el chavismo marcha a paso firme y muestra gran unidad.

Mientras tanto, algunos como el saliente presidente de la AN, Henry Ramos Allup, siguen apostando por el enfrentamiento y se apartan del diálogo.

Allup, un viejo militante de Acción Democrática (AD), asegura que ellos no aceptarán las 21 propuestas planteadas por los mediadores al Gobierno y la oposición en el proceso de diálogo político.

El político adeco estima que es necesaria ‘la presión de calle para salir de la situación actual’ pero, ¿dónde está la presión?, si apenas llenaron una manzana con su convocatoria a marchar, opinan venezolanos de a pie.

Lapidaria es la reflexión del presidente de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León, quien en su cuenta en Twitter abordó la crisis de la MUD y su poco empuje en las calles del país. Eso muestra ‘una pérdida de motivación’ de los opositores, dijo.

En contraparte al fracaso de la MUD, una marea roja llenó las calles y avenidas de Caracas para rendir homenaje al líder revolucionario Fabricio Ojeda, cuyos restos descansan desde ayer en el Panteón Nacional, a la vez que mostró el empuje de la Revolución Bolivariana, que si marcha firme hacia todos los aprestos electorales por venir, según afirman sus dirigentes.

Luis Beaton

Artículos de:

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]