El Gobierno cubano prevé un alza de 1,5 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB) en el 2019, con recuperación de la industria azucarera e incrementos de la actividad en otras áreas como construcción, transporte y comunicaciones.

La batalla económica ‘sigue siendo la tarea fundamental y también la más compleja. Es esa la tarea que más exige hoy de todos nosotros, porque es de la que más espera nuestro pueblo’, expresó el presidente Miguel Díaz-Canel durante las sesiones este mes de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento unicameral).

En esa misma línea, el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil dijo recientemente que ‘tenemos potencialidades para crecer aun ajustando los recursos disponibles, sin aumentar el endeudamiento externo y sin renunciar al desarrollo’.

Para el curso venidero, será imprescindible obtener una mayor renta de las inversiones que se realizaron. Además, ‘si hacemos bien el proceso inversionista y avanzamos aceleradamente y de manera efectiva en la sustitución de importaciones, podemos crecer a una dinámica superior’, apuntó al intervenir en el programa televisivo Mesa Redonda.

Para el 2019 la meta de crecimiento económico trazada en Cuba es de 1,5 por ciento, similar al pronóstico de 1,7 por ciento que realiza para esta región la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

‘Podríamos plantearnos una tasa de crecimiento superior, pero estaría basada en incrementar el endeudamiento’, puntualizó Gil.

En tal sentido, explicó que existen dos vías para la obtención de divisas: exportaciones y préstamos, pero esto últimos se devuelven con intereses y aumentarlos de forma irracional terminaría por hipotecar el futuro de la nación. Asimismo, el financiamiento externo está limitado a la capacidad de la economía para devolverlo.

La meta es que crezca la inversión en la economía en un 20 por ciento con respecto al 2018, detalló.

De cara al 2019 debemos comprometernos a cumplir el Plan de la Economía, porque aunque no resuelva todas las necesidades de la población, sí influye en el nivel de vida, enfatizó.

Cuba logró en 2018 un crecimiento económico de 1,2 por ciento sin abandonar importantes programas sociales, pese al impacto negativo de eventos climáticos y el persistente bloqueo de Estados Unidos.

Según cálculos oficiales, este año el asedio económico, financiero y comercial de Washington provocó a esta nación caribeña pérdidas por cuatro mil 321 millones de dólares; es decir, unos 12 millones de dólares diarios.

‘En la compleja coyuntura económica actual, marcada por las tensiones financieras y el recrudecimiento del bloqueo, se garantiza la sostenibilidad de los servicios sociales básicos en el 2019’, remarcó, por su parte, la viceministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños.

A la Salud Pública, Educación y Asistencia Social se destina el 51 por ciento de los gastos corrientes de la actividad presupuestada.

Al finalizar el 2018, Bolaños informó que está previsto un cumplimiento de las cifras e indicadores presupuestarios.

Asimismo, reconoció que en la ejecución presupuestaria persisten insuficiencias en la gestión, administración y control de los recursos financieros y materiales.

De acuerdo con el ejecutivo cubano, en el año en curso la economía del país operó bajo tensa situación en sus finanzas externas debido también al incumplimiento de los ingresos previstos por exportaciones, el turismo y la producción azucarera.

Influyeron igualmente los daños por la sequía prolongada, los estragos del huracán Irma, que azotó al territorio nacional en septiembre de 2017, y la posterior ocurrencia de intensas lluvias.

Todo ello generó problemas en los arribos de materias primas, equipos e insumos, según se analizó recientemente en el Parlamento.

A juicio de las comisiones parlamentarias de Asuntos Económicos y Asuntos Constitucionales y Jurídicos, el crecimiento proyectado para 2019, es discreto, pero tiene como premisa la correspondencia entre las necesidades de financiamiento y el balance de los recursos disponibles; ‘son un Plan y un Presupuesto cumplibles’.

Prensa Latina

> > > > > > > >