EE.UU.-México: No hay borracho que coma lumbre

Demasiados fierros en el asador diplomático: No se le encuentra aún la cuadratura al círculo en los ácidos y disolventes diferendos con Washington y el nuevo alineamiento de Canadá,  y la Secretaría de Relaciones Exteriores ha abierto otro frente; nada más, pero nada menos, con el gobierno de Israel y particularmente contra Benjamín Netanyahu.

Como suele ocurrir aquí, la lectura de una versión de discurso, sobre todo escuchado en el extranjero,  se hace a bote pronto para asumir su interpretación como ofensiva. El propio Netanyahu, ha precisado que en su comentario a propósitos de muros, no hizo una sola mención de México.

En eso de la diplomacia en tiempos ardientes, hay que tener cuidado. Surge el riesgo de que aplique aquello de que tradutore se entienda como traidor, así sea reacción del subconsciente. Le pasó, dice la leyenda, a Hernán Cortes en la tortura a Cuauhtémoc.

Por lo demás, el arrogante político israelí se refirió a los muros propios frente a los palestinos. Dicho sea de paso, en los últimos años, el gobierno mexicano ha abandonado el postulado de dos Estados independientes, presente aún en la agenda de la ONU.

El caso es que el canciller mexicano, Luis Videgaray Caso ha pedido a Netanyahu disculpas por el supuesto exabrupto ofensivo contra México. Después de todo, estamos en la onda de la defensa de la dignidad y la soberanía nacionales.

¿Puentes en vez de muros? Túneles también

A propósito del muro de Trump y cómo se pagaría, estamos frente a un dato que merece alguna observación. Los medios televisivos de este lado que se suman al cuestionamiento, paradójicamente ilustran el tema con la longitud y la altura de las estructuras ya existentes entre México y los estados de California, Arizona y Nuevo México, del otro lado.

El hecho cierto, como catedral, es que esas barreras de material diverso, incluyendo sensores de fibra óptica,  existen desde hace varios lustros en los que han pasado por la Casa Blanca inquilinos lo mismo del Partido Demócrata, que del Republicano. Sólo para los ciegos, todas las cosas son súbitas, que diría el clásico.

El resultado es que, de aquí para allá, los traficantes de droga y de personas han burlado aquellas murallas con la construcción de eficaces túneles.

De allá para acá, agencias gubernamentales norteamericanas no necesitan túneles: Sobre superficie hacen funcionar eficientemente operaciones como la de Rápido y furioso para introducir ilegalmente armas a México, que tienen como destinatarios los cárteles de la droga. Es cuestión ampliamente documentada.

Dejen hacer su tarea a Luis Videgaray

Es hora de ponerse serios: Si la diplomacia requiere a veces reacciones casuísticas, éstas no valen para todo el proceso de negociación entre Estados soberanos en conflicto.

Déjese a Luis Videgaray armar su estrategia bilateral y exponerla a la prueba del ensayo y el error. No se le obligue a quemar etapas a cada nuevo signo real o imaginario. No son horas de buscar salidas retoricas efectistas. La hora es de acciones efectivas, bien pensadas y mejor ejecutadas.

¿Quién no recuerda la  tajante instrucción del presidente José López Portillo a su secretario de Hacienda, Jesús Silva Herzog, en momentos financieros críticos cuya solución  estaba en Washington: Deja que arda Roma? Roma no ardió. No hay borracho que coma lumbre.    

Mouris Salloum George

Artículos de:

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]