El equipo de investigación genética de Harvard recolectó y transfirió muestras de sangre y ADN de China a EE. UU.

Introducción por Michel Chossudovsky

Región: , ,

Introducción

Traemos a los lectores de Global Research, extractos de un importante estudio titulado “Un Proyecto Internacional de Investigación genética colaborativo realizado en China”, que nos ayudará a comprender la epidemia del coronavirus de China.

En este momento de la pandemia de CoVid-19 no hay evidencia firme de que el virus sea “creado por el hombre”. Los medios de comunicación occidentales inicialmente afirmaron que “el virus fue transferido a humanos de animales o mariscos” como lo analizó Larry Romanaff en un artículo anterior.

Al mismo tiempo, no debemos descartar a priori la posibilidad de que el coronavirus CoVid-19 haya sido “creado por el hombre” en un laboratorio.

El estudio a continuación se refiere a una iniciativa estadounidense de una “Universidad de renombre” no identificada involucrada en la recolección de muestras de sangre y ADN en la provincia china de Anhui en la década de 1990. La universidad que no se nombra es la Universidad de Harvard.

Se recogieron muestras de sangre. A su vez, los científicos estadounidenses “adquirieron muestras de ADN del grupo objetivo con fines de investigación.

“El principal investigador mismo admitió que solo por la investigación del asma, 16,400 muestras de ADN habían sido transferidas a Estados Unidos. “. Estas muestras de ADN recolectadas por el equipo de investigación de Harvard fueron enviadas a Estados Unidos son parte de una extensa base de datos.

Según Romanoff (en un artículo anterior), el número de muestras de ADN transferidas a Estados Unidos fue mucho mayor que las cifras citadas en el capítulo de Zhang Yong y Zhao Wenxia:

… se supo que la Universidad de Harvard había realizado subrepticiamente experimentos en China que habían sido prohibidos por las autoridades años antes, donde recolectaron muchos cientos de miles de muestras de ADN chino y luego abandonaron el país.

Xiong Li, corresponsal médico del China Daily.

hace un llamado a la justicia por unos 200,000 [?] agricultores chinos [cifras exactas por confirmar] que fueron utilizadas en 12 experimentos genéticos sin su consentimiento. Los experimentos fueron realizados por investigadores de Harvard y financiados por el gobierno de Estados Unidos…

No se mencionó el propósito subyacente de recolectar muestras de ADN chino, ni la relación de la Universidad de Harvard con varias entidades del gobierno de Estados Unidos.

Según lo documentado por los autores, el estudio de Harvard y el “robo” de ADN chino (biopiratería) también fue respaldado por Big Pharma. En este sentido, las muestras de sangre y ADN de la provincia de Anhui constituyen una mina de oro potencial para las compañías farmacéuticas que brindaron apoyo financiero al equipo de Harvard.

Los autores no condenan abiertamente a la reconocida Universidad [Harvard] o más específicamente a la Escuela de Salud Pública Harvard TH Chan (HSPH) que estuvo involucrada en la “biopiratería”. No obstante, confirman el encubrimiento:

El 2 de mayo de 2003, la universidad de Estados Unidos [Harvard] publicó los resultados de la investigación del gobierno norteamericano, que afirmó que se habían producido algunos errores de procedimiento en la supervisión y el mantenimiento de registros, pero no se descubrió que ningún participante hubiera sufrido ningún daño, por lo que la escuela no sería penalizada (HSPH 2003 ). Algunos expertos biomédicos y especialistas en ética chinos expresaron su pesar por estos resultados. Insistieron en que los estudios aparentemente habían violado la ética básica de la investigación y pidieron una revisión conjunta de los experimentos entre Estados Unidos y China.

Y ahora la Harvard TH Chan School of Public Health (HSPH) ha anunciado que está colaborando para frenar la pandemia de coronavirus. (Haga clic encima).

Hay dinero que hacer. Según la revista Harvard : “Los esfuerzos de Estados Unidos serán encabezados por científicos de la Escuela de Medicina de Harvard y la Escuela de Salud Pública Harvard TH Chan”.

A su vez, Harvard colaborará con “el Instituto de Salud Respiratoria de Guangzhou, así como con Zhong Nanshan, un reconocido neumólogo y epidemiólogo. Zhong también es jefe del Grupo de expertos chino 2019n-CoV y miembro de la Academia China de Ingeniería “.

La Universidad de Harvard y el Instituto Guangzhou compartirán generosamente un presupuesto de investigación de 115 millones de dólares que será financiado por China Evergrande Group, una compañía Fortune Global 500 en China.

“Es un honor para Evergrande tener la oportunidad de contribuir a la lucha contra esta amenaza a la salud pública mundial”, dijo Hui Ka Yan, presidente del Grupo China Evergrande.

El Grupo Evergrande estará operando a través de su filial Evergrande Health con sede en Shenzhen, provincia de Guangdong.

La pregunta clave es: ¿Se utilizará el gran banco de datos GNA de Harvard de muestras chinas de la provincia de Anhui en el contexto del actual proyecto de coronavirus de Harvard en colaboración con el Instituto Guangdong y el Grupo Evergrade? No se mencionan los nombres de las compañías farmacéuticas estadounidenses que apoyaron el proyecto Anhui de Harvard.

Michel Chossudovsky, Global Research, 24 de febrero de 2020

***

Artículo original en inglés:

Harvard Genetic Research Team Collected and Transferred China Blood and DNA Samples Back to the US, publicado el 25 de febrero de 2020.

Traducido por Ariel Noyola Rodríguez para el Centro de Investigación sobre la Globalización (Global Research).

Comentario sobre artículos de Globalización en nuestra página de Facebook
Conviértase en miembro de Globalización

Artículos de:

Sobre el Autor

Michel Chossudovsky is an award-winning author, Professor of Economics (emeritus) at the University of Ottawa, Founder and Director of the Centre for Research on Globalization (CRG), Montreal, Editor of Global Research.  He has taught as visiting professor in Western Europe, Southeast Asia, the Pacific and Latin America. He has served as economic adviser to governments of developing countries and has acted as a consultant for several international organizations. He is the author of eleven books including The Globalization of Poverty and The New World Order (2003), America’s “War on Terrorism” (2005), The Global Economic Crisis, The Great Depression of the Twenty-first Century (2009) (Editor), Towards a World War III Scenario: The Dangers of Nuclear War (2011), The Globalization of War, America's Long War against Humanity (2015). He is a contributor to the Encyclopaedia Britannica.  His writings have been published in more than twenty languages. In 2014, he was awarded the Gold Medal for Merit of the Republic of Serbia for his writings on NATO's war of aggression against Yugoslavia. He can be reached at [email protected].com

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]