El “mandato de tolerancia cero coronavirus” en Shanghái: ¿Una “depresión” económica diseñada en China?

Región:
Tema:

A partir de fines de marzo y principios de abril de 2022, el Gobierno chino ordenó el confinamiento, en el marco del mandato de tolerancia de cero coronavirus, relacionada con Shanghái, una ciudad portuaria de 26 millones de personas:

“La historia oficial publicada por la ciudad de Shanghái, y no negada por el Partido Comunista Chino, es tan extrema que borda el ridículo.

Una nueva política de “tolerancia cero” para el COVID-19, que en primer lugar es una enfermedad falsa e inexistente, se impuso a todos los ciudadanos de Shanghái, primero en el lado Este del río Huangpu desde el 28 de marzo [2022], y luego para toda la ciudad a partir del 1 de abril.

Supuestamente todos los ciudadanos se harán la prueba de COVID-19. Según informes de los medios, solo se han encontrado 26,087 nuevos casos de COVID-19, y de ellos, solo 914 fueron sintomáticos… 

El confinamiento de la fuerza laboral de Shanghái se llevó a cabo bajo un “mandato de tolerancia cero coronavirus”: “Al menos 38,000 trabajadores médicos de toda China han sido desplegados para ayudar a Shanghái… en la lucha contra la variante Ómicron…” ( Global Times )

Ómicron es la palabra de moda: Ómicron y su subvariante BA.5

Las autoridades sanitarias de China han confirmado que “las pruebas de ácido nucleico [es decir, la PCR] son ​​fundamentales para su estrategia”.

Se estableció un panel de expertos en respuesta a la COVID-19 encabezado por el Dr. Liang Wannian, bajo los auspicios de la Comisión Nacional de Salud de China. El Mandato de Tolerancia Cero consistió en que “China venciera a la variante Ómicron” utilizando la extinta prueba PCR, que no distingue entre COVID-19 e influenza estacional. La prueba PCR fue clasificada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EE. UU. como inválida desde el pasado 31 de diciembre de 2021.

El papel del Dr. George Gao Fu

Visiblemente, las autoridades sanitarias de China han respaldado sin chistar el consenso en torno al confinamiento auspiciado por Fauci y Gates.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de China (CCDC) está dirigido por el Dr. George Gao Fu, colega de Anthony Fauci et al.

El Dr. Gao  participó en el Escenario 201 de octubre de 2019, donde se simuló la irrupción de una una pandemia de coronavirus, menos de tres meses antes del brote de la epidemia de coronavirus de 2019 en la “vida real”, en Wuhan, en diciembre de 2019.

Desde el principio, el Dr. Gao Fu desempeñó un papel central en la supervisión de COVID-19 en China, actuando en estrecha colaboración con los CDC de EE. UU., el NIAID de Fauci, la Fundación Gates, la OMS, la Fundación John Hopkins et al.

George Gao Fu es un graduado de Oxford. Durante varios años, fue miembro del Wellcome Trust, que está vinculado a Big Pharma. Gao Fu es colega profesional y “amigo de toda la vida” de Anthony Fauci: 

“George F. Gao, director del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de China, recibió el correo electrónico de Anthony Fauci el 28 de marzo de 2020. [unos días después del cierre en EE. UU.].

Cuando Fauci enfrentó críticas por su manejo de la pandemia, Gao se acercó nuevamente.

“Vi algunas noticias (espero que sean falsas) de que [usted] está siendo atacado por algunas personas. Espero que estés bien en una situación tan irracional”, escribió Gao el 8 de abril de 2020.

Tres días después, Fauci respondió y agradeció a su viejo amigo por su “nota amable”.

“Todo está bien a pesar de algunas personas locas en este mundo”, escribió Fauci, informó el periódico.

Los impactos económicos devastadores del cierre de Shanghái

El 10 de julio de 2022, las autoridades sanitarias de China anunciaron que varias áreas urbanas importantes recibieron instrucciones para implementar el mandato de Tolerancia Cero coronavirus como un medio para combatir la “subvariante Omicron BA.5 altamente transmisible” .

Lo significativo es que la mano de obra se ha visto confinada en un gran número de ciudades industriales, lo que ha llevado al caos económico y social, así como a una disminución drástica de la actividad económica. Según Reuters:

El linaje BA.5 [subvariante], que se propaga rápidamente en muchos otros países, se detectó en ciudades como Xian en la provincia de Shaanxi y Dalian en la provincia de Liaoning… Se encontró por primera vez en China el 13 de mayo en un paciente que había volado a Shanghái desde Uganda, dijo el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de China, sin registrar infecciones locales vinculadas al caso ese mes.

¿Ese “paciente” de Uganda se hizo la prueba PCR a su regreso a China? Las variantes y subvariantes no pueden en ningún caso ser detectadas por la prueba PCR. (El virus SARS-CoV-2 original no puede ser detectado por la prueba PCR).

El estudio del CCDC de China que se centra en la detección de secuencias genéticas basadas en un hisopo nasofaríngeo PCR es engañoso.

En fechas recientes:

“China continental informó el 10 de julio de 352 nuevas infecciones de COVID de transmisión interna, 46 de ellas sintomáticas y 306 asintomáticas, dijo el lunes la Comisión Nacional de Salud” [11 de junio de 2022]

46 casos sintomáticos de una población de 1.450 millones de personas no justifican el cierre de las principales áreas urbanas.

Esta decisión raya en el ridículo. No tiene ninguna base científica. ¿Hay una agenda oculta? El Partido Comunista Chino ha claudicado? ¿Hay divisiones dentro de la élite china? Tanto los medios de comunicaciónn de Occidente como los chinos guardan total silencio al respecto.

Los impactos de estas medidas presentadas por la Comisión Nacional de Salud de China y el CCDC de China han puesto en peligro las cadenas de suministro de China .

“Tolerencia Cero Coronavirus” ha contribuido a desestabilizar el sector financiero de Shanghai, así como su boyante economía de exportación. También ha contribuido a socavar el transporte nacional y las líneas de suministro de productos básicos.

Código QR de China

El Mandato de Tolerancia Cero Coronavirus ha provocado estragos sociales y dificultades para millones de personas, requiriendo la imposición de pruebas PCR de forma regular y utilizando códigos QR de color verde, amarillo y rojo como mecanismo de control social.

Según el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) con sede en Washington:

“Un área de verdadero éxito, y que puede tener aplicación en otros países, es el rápido desarrollo de un sistema de “código de salud” en línea (健康码).

Esta innovadora aplicación rastrea los viajes, el historial de contactos y los datos biométricos de una persona (por ejemplo, la temperatura corporal) directamente a través de un teléfono inteligente”.

Impactos en la economía global

Desde mediados de abril de 2022 (coincidiendo con el cierre de Shanghái), el yuan (CNY) se ha depreciado abruptamente frente al dólar estadounidense (USD).

 

 

El volumen del comercio de productos básicos dentro y fuera de Shanghái se ha reducido, lo que inevitablemente influye en la disponibilidad de productos básicos “hechos en China” (‘made in China’) en todo el mundo, incluida una amplia gama de artículos domésticos de primera necesidad, incluidos productos farmacéuticos, computadoras, productos electrónicos, etc.

El comercio mundial de productos básicos está en crisis. Los impactos son ya devastadores.

Se está socavando la soberanía de China en tanto Estado-nación. Hay también importantes implicaciones geopolíticas que van en detrimento de las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y China.

Michel Chossudovsky

Michel Chossudovsky: Profesor emérito de Economía de la Universidad de Ottawa, es fundador y director del Centro de Investigación sobre la Globalización (Global Research). Sus escritos se han publicado en más de 20 idiomas, es un activista antiglobalización y antibélico. Ha actuado como profesor visitante en organizaciones académicas en Europa del Este, América Latina y el Sudeste asiático, además de asesor de gobiernos en países en desarrollo y consultor de organizaciones internacionales como el programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Ha sido galardonado con la Medalla de Oro de la República de Serbia por sus escritos sobre la guerra de agresión de la OTAN contra Yugoslavia (2014).

Artículo original en inglés:

The Shanghai “Covid Zero Tolerance Mandate”. Engineered Depression of China’s Economy?, publicado el 12 de julio de 2022.

Traducido en exclusiva para el Centro de Investigación Sobre Globalización (Global Research).

Comentario sobre artículos de Globalización en nuestra página de Facebook
Conviértase en miembro de Globalización

Artículos de:

Sobre el Autor

Michel Chossudovsky is an award-winning author, Professor of Economics (emeritus) at the University of Ottawa, Founder and Director of the Centre for Research on Globalization (CRG), Montreal, Editor of Global Research.  He has taught as visiting professor in Western Europe, Southeast Asia, the Pacific and Latin America. He has served as economic adviser to governments of developing countries and has acted as a consultant for several international organizations. He is the author of eleven books including The Globalization of Poverty and The New World Order (2003), America’s “War on Terrorism” (2005), The Global Economic Crisis, The Great Depression of the Twenty-first Century (2009) (Editor), Towards a World War III Scenario: The Dangers of Nuclear War (2011), The Globalization of War, America's Long War against Humanity (2015). He is a contributor to the Encyclopaedia Britannica.  His writings have been published in more than twenty languages. In 2014, he was awarded the Gold Medal for Merit of the Republic of Serbia for his writings on NATO's war of aggression against Yugoslavia. He can be reached at [email protected]

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]