El tiempo "bendito" de las coaliciones

Desde hace  un cuarto de siglo, el mundo árabe vive al ritmo  de las las coaliciones.

Y de coalición en coalición, este mundo se hunde más profundamente en la regresión, el caos y la desolación.  De coalición en coalición, este mundo no ha conocido más que las masacres, las violaciones, los éxodos y las ruinas. De  coalición en coalición, la sangre de cientos de miles de árabes ha fluido,  regando no sólo el odio de los árabes entre sí, sino también entre los árabes y los occidentales.

Sin embargo, de coalición en coalición, estos mismos occidentales nos habían prometido sembrar, gracias a sus armas sofisticadas y sus bombas inteligentes,  la Democracia, la Paz y la Prosperidad  así como  los derechos humanos y la libertad de expresión.

Muy por el contrario, de coalición en coalición,  todos los países árabes se han derrumbado, y la Democracia, tal y como se esperaba, ha sido sustituida por una doctrina que promueve el arte de comer corazones y cortar cabezas.

Sin embargo, de coalición en coalición, los bien-pensantes nos habían prometido luchar contra el “Eje del Mal”, el sangrante yihadismo y el horrible terrorismo.

Aunque,  de coalición en coalición, de 2002 a 2014, el número de muertes causadas por ataques terroristas aumentó un … 4500%!

Pero,  de coalición en coalición, los Grandes de este mundo nos habían garatizado un porvenir mejor, un florecimiento cultural y una prosperidad económica.

Muy por el contrario, de coalición en coalición, el único porvenir palpable ha sido el del éxodo,  la única cultura implantada ha sido la de los atentados suicidas, y la única prosperidad la de los campos de refugiados y la destrucción del patrimonio ancestral.

De coalición en coalición,  sí que han tenido éxito  para ofrecer  al mundo árabe una nueva estación,  que  ha sido envuelta en papel de flores para hacerla joven, para hacerla bella, para hacerla  ” primavera”.

Refugiados sirios en el cruce Pesh Khabur en Dohuk (430 km al noroeste de Bagdad, Irak), Martes, 20 de agosto 2013

(AP / Hadi Mizban)

Muy al contrario,  ninguna estación de la historia  ha sido tan funesta: 1,4 millones de víctimas (muertos y heridos), 833 mil millones de dólares en pérdidas y un número astronómico de secuelas para siempre grabadas en los cuerpos, en las mentes y en los ideales.

De coalición en coalición, hemos visto a los coaligados aplicarse en financiar el terrorismo, promover el yihadismo y armar la disidencia.

De coalición en coalición,  hemos visto a los coaligados participar en el bombeo del petróleo, en el saqueo de los tesoros arqueológicos  y en la destrucción de las infraestructuras del mundo árabe.

De coalición en coalición, las guerras religiosas han sido fomentadas,  los cismas han sido exacerbados, El Islám ha sido profanado y los musulmanes diabolizados.

De coalición en coalición,  los caminos de la trashumancia humana han sido abiertos a través de la tierra, hasta fronteras erizadas de alambres de púas  y a través del mar hasta una playa  en la que un pequeño niño de chandal rojo se ha dormido, mirando la arena mojada, para no ver la crueldad de los humanos.

En los tiempos benditos de las coaliciones, el mundo árabe no  para de sangrar, no deja de llorar, no acaba de colapsar.

Ahmed Bensaada

 

Versión original en francés: Au temps béni des coalitions

Traducción: Purificación González de la Blanca

Artículos de:

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]