Elecciones en El Salvador y el ascenso de la estrella de Beijing en Centroamérica

El escándalo de corrupción en El Salvador que involucró a Francisco Flores, ex presidente de El Salvador entre 1999 y 2004 ha abierto la puerta para el reconocimiento diplomático de la República Popular de China por el siguiente gobierno en San Salvador y que el FMLN falló en confirmar bajo el período del presidente Mauricio Funes. El negociado que compromete a Flores ha creado la oportunidad política apropiada para que el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional formalmente suspenda sus vínculos diplomáticos con Taiwán (formalmente conocido como República de China) si el FMLN elige el presidente el próximo mes de marzo del 2014.

La cuestión diplomática además, revela la coordinación entre bastidores que se está dando entre Beiyín y Taipei. La situación pinta un cuadro de cordial vía hacia la unificación china entre Taiwán y la China Continental y no un cuadro de rivalidad. Ni Beiyín ni Taipei han puesto mayores obstáculos en la vía, reconociendo que finalmente habrá una sola China.

Francisco Flores y la Oligarquía salvadoreña 

Francisco Flores fue presidente de El Salvador cuando la Alianza Republicana Nacionalista, más conocida por sus iniciales en castellano ARENA gobernaba esta república centro-americana. Se trata de un miembro de la corrupta oligarquía, aliada de Estados Unidos, que de hecho ha degradado a El Salvador reduciéndolo a la condición de colonia norteamericana, siguiendo órdenes de Washington DC. Ejemplo de esta relación es que durante el período presidencial de Flores, El Salvador enviaría a cientos de militares para ayudar a Estados Unidos y Gran Bretaña durante la ilegal ocupación de Irak.

La oligarquía salvadoreña, para todos los efectos, ha operado como una clase elitesca compradora, lo cual significa que por último ella sirve como representante local o gerente de corporaciones, gobiernos e intereses extranjeros. En este caso, la oligarquía salvadoreña ha actuado colectivamente como una clase elitesca compradora al servicio de las elites de Estados Unidos las cuales serían descritas de manera más precisa como parasitarias debido al hecho que ellas succionan la mayor parte de la riqueza y recursos de los países que ellas han subvertido a través de su influencia. Históricamente estas elites norteamericanas han penetrado las estructuras de poder y las jerarquías de América Latina luego que la influencia de las elites parasitarias españolas originales en la cima de la jerarquía económica en el Hemisferio Occidental se vino a menos. Muchos países latinoamericanos hasta tenían un funcionario norteamericano o ministro, supervisando su gobierno, incluso sus asuntos cotidianos.

Bajo el gobierno de Flores y ARENA, El Salvador perdió su soberanía monetaria, el colón. La divisa nacional de El Salvador fue eliminada por órdenes del gobierno de Flores y ARENA. El colón fue reemplazado por el dólar norteamericano como la moneda oficial de El Salvador. De este modo, El Salvador se unió a las filas de varios territorios controlados por Estados Unidos, como Timor Oriental, Panamá y Ecuador donde la divisa norteamericana es la moneda oficial.

Bajo el gobierno de ARENA se establecieron numerosos e injustos monopolios privados legalizados por seguidores y miembros de ARENA. Se tornó ilegal y casi imposible comprar medicinas de cualquiera que no fuera Alfredo Cristiani, oligarca que fue el presidente de ARENA en El Salvador anterior a Armando Calderón Sol y posteriormente Funes. Cristiani no solo inició la restructuración económica neoliberal de El Salvador, sino que también empleó su monopolio privado de las medicinas para sobrecargar los precios e incluso vender medicamentos vencidos con toda impunidad. Lo mismo fue con los fertilizantes y otros productos agrícolas los cuales fueron monopolizados privadamente por Cristiani. El régimen de ARENA no permitía ningún tipo de competencia. Así mismo, Cristiani privatizó el sistema bancario salvadoreño permitiendo que su familia utilizara el Banco de Cuscatlán para expandir su influencia en Centroamérica, actualmente este banco es de propiedad del Citibank.

Sin embargo, la corrupción política todavía merodea en El Salvador, el basamento criminal de los anteriores gobiernos de ARENA aparece explícitamente reconocido en los informes y archivos administrativos de su propia policía. Los archivos policiales de inteligencia demuestran que cada presidente, cada ministro de justicia y director de la policía estaba vinculado al crimen organizado hasta que el FMLN asumió el gobierno en San Salvador. Aun más, Alfredo Cristiani, amante del Fondo Monetario Internacional, IMF y del Banco Mundial, está ampliamente reconocido como el padre del crimen organizado en El Salvador.

Los autores de la Opción Salvadoreña

Antes que ARENA se formara oficialmente, los oligarcas salvadoreños empleaban a los militares y a la policía para llevar adelante una feroz guerra con la completa participación del gobierno de Estados Unidos y el Pentágono contra los pueblos indígenas, los campesinos, los pobres en general, contra los intelectuales, los sindicatos, la Iglesia Católica Romana y contra cualquiera que exigiera democracia e igualdad de derechos en El Salvador. La brutal represión y consiguiente guerra civil fue parte de los esfuerzos de la oligarquía para mantener su control sobre la sociedad salvadoreña.

Fue durante el dominio de estos oligarcas que la infame Opción Salvador engendrada por los escuadrones de la muerte afines con Estados Unidos exterminaran aldeas completas de manera lenta, cruel y grotesca. Empleaban picahielos para vaciar ojos y deformar rostros mientras los miembros eran sistemáticamente descuartizados por caballos o vehículos. El asesinato del Arzobispo de San Salvador, Oscar Arnulfo Romero, mientras decía misa fue uno de los hechos más conocidos. El hombre detrás del asesinato de Monseñor Romero fue el Mayor Roberto D’Aubuisson, que sería el fundador de ARENA.

No obstante, el asesinato de Monseñor Romero es solo una de las muchas atrocidades cometidas por estos oligarcas con pleno conocimiento, apoyo y complicidad de Washington. Los oficiales militares salvadoreños fueron entrenados en la infame Escuela de las Américas y por el Pentágono en muchas de las técnicas de tortura y asesinato empleadas por los escuadrones de la muerte, cursos dictados por instructores militares norteamericanos. Por otra parte, muchísimos combatientes guerrilleros salvadoreños recuerdan haber luchado contra tropas norteamericanas y escuchado por radio órdenes de los norteamericanos para bombardear la selva y las aldeas de El Salvador, tanto en inglés como en castellano.

Casi toda la población indígena de El Salvador iba a ser exterminada por los oligarcas. Familias completas serían asesinadas mientras sus bienes serían saqueados o destruidos. Ni siquiera los niños y los animales se salvarían. Tanto las violaciones como la profanación de tumbas fueron prácticas comunes y sistemáticas.

Una de las peores masacres fue cometida el 11 de diciembre de 1981. La masacre la realizaron en la aldea El Mozote en el Departamento de Morazán. Ochocientos (800) civiles, incluyendo niños fueron sistemáticamente torturados, humillados, violados y asesinados por una unidad de operaciones especiales entrenada por Estados Unidos.

Washington enviaría gente como James Steele y John Negroponte a Irak bajo la ocupación anglo-norteamericana para recrear el reino de terror que Estados Unidos contribuyó a crear en El Salvador. Exactamente los mismos patrones y tácticas de asesinato y tortura serían empleados en Irak ocupado, revelando a Estados Unidos como el origen de los escuadrones de la muerte tanto en El Salvador como en Irak ocupado por los anglo-norteamericanos.

¿Soborno Taiwanés?

Mientras la Asamblea Nacional o la Asamblea Legislativa de El Salvador iniciaba una investigación sobre la corrupción, se descubrió que 10 millones de dólares habían sido depositados en una cuenta personal a nombre de Francisco Flores. Cuando Flores fue interrogado acerca de esta enorme cantidad de dinero, él respondía que el dinero le había sido entregado por el gobierno de Taiwán y que en realidad él había recibido más que esa cantidad de parte de Taiwán. Después de esto, Flores trató de huir de El Salvador o aparentó hacerlo. Lo intentó luego que se le ordenó que compareciera de nuevo frente a la Asamblea Nacional en vísperas de la primera ronda de las elecciones presidenciales salvadoreñas del 2014.

Los fondos que Francisco Flores obtuvo eran en realidad parte de un conjunto de pagos secretos hechos anualmente por Taiwán. Taiwán tiene muy estrechos lazos con El Salvador y Centroamérica. Aparte de los estados latinoamericanos patrocinados por Estados Unidos, el gobierno taiwanés se ha unido a Estados Unidos e Israel en apoyo a los oligarcas de El Salvador en su lucha contra el FMLN durante la guerra civil que azotó a El Salvador.

Los pagos secretos hechos por Taiwán a Flores fueron originalmente acordados con el objeto de impedir que El Salvador reconociera al gobierno de Beiyín como el legítimo gobierno de China. Mientras que originalmente los pagos pudieron ser anti-Beiyín o un premio taiwanés por el reconocimiento de Taiwán en vez del gobierno de la China Continental, pareciera que estos se hacían con un sentimiento anti-Beiyín cada vez menor. Los continuos pagos de Taiwán se mantuvieron con el propósito de sostener el tratamiento ventajoso para los intereses comerciales taiwaneses y obtener concesiones económicas en El Salvador, incluyendo el monopolio sobre el sector geotérmico salvadoreño el cual es completamente de propiedad de Taiwán.

Vale la pena notar que el gobierno salvadoreño y Taipei han estado intercambiando información sobre el escándalo de corrupción. Esto en parte se debe al hecho que Chen Shui-bian era el presidente de Taiwán cuyo gobierno le enviaba a Flores los fondos. Shui-bian y su esposa están actualmente en la cárcel en Taiwán condenados por corrupción y es probable que exista una investigación paralela en Taipei que examina el rol de Shui-bian y sus asociados.

La Estrella Ascendente de China

La República Popular China es un actor de creciente importancia en América Latina. Un proyecto importante que involucra a China es la construcción de un mega canal para conectar el Océano Atlántico con el Océano Pacífico, una especie de segundo Canal de Panamá. Sin embargo, este segundo canal de Panamá tendrá su base en Nicaragua y se llamará el Gran Canal de Nicaragua. El gobierno nicaragüense ya firmó un acuerdo el año 2012 con la recién formada empresa con base en Hong-Kong denominada Nicaragua Canal Development Investment Co., Ltd. Dirigida por un empresario chino como un imán para captar inversionistas internacionales para la construcción del canal. El proyecto se iniciará en el futuro cercano.

Cuando el FMLN logró que Mauricio Funes fuera elegido presidente, hicieron que de inmediato estableciera relaciones diplomáticas con Cuba en el momento de su ascensión el 1º de junio del 2009. El anterior gobierno de ARENA se negó a tener relaciones con La Habana y contribuyó al bloqueo norteamericano contra Cuba y se opuso a Venezuela y a sus aliados regionales. Del mismo modo, el FMLN estableció relaciones diplomáticas con Vietnam, Cambodia y Rusia. No obstante, no lo hicieron con la República Popular China debido a una multitud de factores.

El no reconocer a Beiyín se debió a la oposición del presidente Funes. Actualmente él, que es presidente saliente de El Salvador, fue empleado de CNN y un popular hombre de radio local que fue apoyado por el FMLN. Funes no es miembro del FMLN como algunas personas en el exterior lo creen. Dentro del acuerdo que Funes tuvo con el FMLN las carteras ministeriales del gabinete salvadoreño fueron divididas entre militantes del FMLN e individuos ajenos a éste (Amigos de Funes) escogidos por Funes. Bajo este acuerdo de poder compartido, Funes controlaba los aspectos estratégicos, la economía nacional y el secretariado para las reformas políticas, en tanto que el FMLN manejó las carteras responsables de la salud, educación y seguridad. Fue dentro de este marco que Funes pudo atascar el reconocimiento de la República Popular China y poner trabas a las reformas políticas y económicas que el FMLN promovía.

En el momento en que el gobierno salvadoreño contactó a funcionarios oficiales de Beiyín, el gobierno chino se mostró un tanto frío ante la idea de establecer lazos diplomáticos. Esto probablemente se debió a la dilación que el gobierno chino tal vez pudo considerar como insultante para la dignidad de Beiyín. Aunque el FMLN como partido político tiene vínculos directos con la República Popular China a través de su oficina de relaciones internacionales y delegaciones suyas han sido invitadas a Beiyín, el FMLN buscará las vías para establecer relaciones diplomáticas formales con Beiyín cuando el FMLN gane las elecciones presidenciales en la segunda vuelta el próximo mes de marzo de este año. En este contexto, un segundo período presidencial del FMLN brindará la oportunidad para que el Frente rectifique el error y reconozca rápidamente a Beiyín bajo un nuevo capítulo cuando el Vicepresidente, Salvador Sánchez sea el próximo presidente.

El gobierno salvadoreño y el FMLN le han dejado en claro a Taiwán en el sentido que finalmente intentan reconocer a Beiyín como el legítimo gobierno de China. Lo que resulta interesante es que no ha habido oposición alguna de parte de Taiwán contra esta decisión. Tampoco la suspensión de los vínculos diplomáticos con Taipei pondrá fin a las relaciones comerciales con El Salvador. Incluso existe un tipo de coordinación silenciosa entre Taiwán y la República Popular China respecto del derrotero que finalmente terminará en el marco de la unificación china.

Mahdi Darius Nazemroaya se encuentra viajando por Centro América. Actualmente se encuentra en León, Nicaragua, bastión del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN. Estuvo presente como observador internacional durante la primera ronda de las elecciones presidenciales en El Salvador y sostuvo conversaciones con funcionarios salvadoreños sobre economía y política exterior.

Traducción desde el inglés para Aporrea por Sergio R. Anacona.

 

Artículos de:

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]