Estados Unidos sigue hablando de crisis fronteriza, pese a medidas de Trump

Región:

Los arrestos de familias migrantes y niños sin acompañamiento en la frontera sur estadounidenses alcanzaron niveles récord en el último año fiscal, aun con las controvertidas políticas que mantiene hoy la administración de Donald Trump.

Según informó el comisionado interino de Aduanas y Protección Fronteriza, Mark Morgan, los agentes de ese órgano federal detuvieron a un total de 970 mil personas en los límites con México, más del doble del año anterior.

Pese a que hubo una continua caída en los cruces fronterizos durante los últimos cuatro meses, el total registrado en el año fiscal 2019, que concluyó el 30 de septiembre, representó el más alto en más de una década.

En la etapa, la Patrulla Fronteriza apresó a 473 mil 682 miembros de familias, frente a 107 mil 212 en 2018, un incremento del 342 por ciento.

Asimismo, fueron detenidos 76 mil 20 niños no acompañados, la mayoría de Centroamérica, lo cual significó un aumento del 52 por ciento en comparación con el año fiscal anterior, de acuerdo con los datos divulgados por Morgan este martes.

El comisionado interino reconoció que el número de arrestos disminuyó con el paso de los meses, como demuestra el hecho de que el septiembre la Patrulla Fronteriza detuvo a 40 mil 507 migrantes, una caída significativa en comparación con los casi 133 mil de mayo.

Sin embargo, Morgan afirmó que sigue en crisis la situación en la frontera, donde Trump declaró una emergencia nacional en febrero pasado con el fin de desviar fondos militares para edificar un polémico muro fronterizo, en desafío a la negativa del Congreso a darle dinero para tal fin.

El funcionario atribuyó la caída reciente en los cruces a las iniciativas de la administración para cerrar lo que él llamó lagunas en el sistema de inmigración que, según los funcionarios, atraen gente a este país.

Básicamente, hemos terminado con la captura y liberación a lo largo de la frontera suroeste, añadió en referencia a la práctica anteriormente extendida de la Patrulla Fronteriza de liberar a las familias solicitantes de asilo con hijos y que no representaban una amenaza de seguridad, mientras esperaban audiencias en la corte.

Como parte de su ofensiva destinada a disminuir la inmigración, tanto ilegal como legal, Trump continuamente criticó esa política y llamó a suspenderla.

Morgan también dijo que las nuevas alianzas con los gobiernos de México y América Central han marcado la diferencia porque esos gobiernos fortalecieron la seguridad fronteriza y disminuyeron el flujo hacia el norte.

Pero, de acuerdo con medios como la cadena de televisión CNN, no está claro si el decrecimiento en los arrestos se mantendrá en los próximos meses, cuando los flujos de inmigrantes usualmente suelen aumentar debido a la disminución de las temperaturas.

En su meta de frenar drásticamente la inmigración, y de paso, complacer a su base más conservadora de cara a los comicios de 2020, en los cuales buscará la reelección, el mandatario republicano adoptó otras medidas como restringir las vías de solicitar asilo e incrementar las deportaciones.

La administración lanzó este año los llamados Protocolos experimentales de protección de migrantes, una política también conocida como ‘Permanecer en México’.

Tal norma obliga a miles de personas que cruzan hacia Estados Unidos a regresar a México mientras esperan el procesamiento de sus casos de asilo en los tribunales de inmigración de este país.

Al difundir sus números sobre los apresamientos fronterizos, Morgan no mencionó, sin embargo, las frecuentes denuncias sobre las condiciones que enfrentan las personas retenidas en los centros de detención, ni las consecuencias para las miles de familias que han sido divididas.

En lugar de eso, pidió a los miembros del Capitolio dificultar que los migrantes soliciten asilo y eliminar ciertas protecciones legales para permitir que los niños indocumentados y sus familias sean apresados por más tiempo, entre otras acciones.

Al respecto, el representante demócrata Bennie Thompson manifestó que el Congreso no tiene la intención de apoyar las terribles políticas de inmigración ‘que ampliarían drásticamente la detención familiar, encerrarían indefinidamente a los niños y enviarían a los migrantes a condiciones peligrosas’.

Martha Andrés Román

Artículos de:

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]a

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]