Visiten mi página web: http://stephenlendman.org/

Contacto: [email protected]

El presidente iraní, Hassan Rouhani, atribuye los [recientes] días de violencia a la intervención extranjera, señalando:

“Los enemigos de la República Islámica de Irán están enojados con la gloria, el éxito y el progreso de la nación iraní, y han prometido llevar los problemas de la región a Irán, pero, sin duda, el pueblo y los funcionarios de la República Islámica de Irán les darán respuesta”.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia expresó una opinión similar, apuntando que

“La interferencia externa que desestabiliza la situación (en Irán) es inaceptable”.

Disparar letalmente sobre 20 iraníes iraníes durante el día de Año Nuevo, incluyendo a por lo menos un policía, sugiere que se trata de una interferencia extranjera.

Lo que está sucediendo se parece a las protestas de marzo de 2011 ocurridas en Daraa, Siria. Manifestantes armados y apoyados por Estados Unidos dispararon contra la policía e instigaron el conflicto.

Las fuerzas de seguridad respondieron a los insurgentes armados violentos, matando civiles y policías, atacando oficinas gubernamentales.

Lo que comenzó en Daraa, se extendió a otras partes de Siria, el conflicto escaló en la guerra de Obama, sin que pueda resolverse casi siete años después.

Los eventos también son similares a lo sucedido a finales de 2013, a principios de 2014 en el Euromaidán, tuvieron lugar protestas violentas en Kiev. En el golpe de Estado de Obama participaron francotiradores, matando e hiriendo a cientos de civiles y policías, disparándoles con armas automáticas desde la Filarmónica de Kiev.

Los testigos vieron que llevaban bolsas de tipo militar utilizadas por francotiradores así rifles de asalto con miras telescópicas.

Antes del levantamiento, los líderes de Maidan prácticamente vivían en la embajada de Washington en Kiev. Los golpistas apoyados por Estados Unidos derrocaron al gobierno democrático de Ucrania.

La tiranía fascista lo sustituyó, el golpe de Estado más descarado desde la marcha de Mussolini en 1922 contra Roma.

Los acontecimientos en Irán son dramáticamente similares a la violencia callejera instigada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) en Venezuela, decenas de muertos y cientos de heridos: un intento de ‘revolución de color’ orquestado por Estados Unidos para reemplazar la socialdemocracia bolivariana por una tiranía fascista.

Las tácticas incluían tiroteos, bombas las calles, incendios y otros actos de vandalismo contra instalaciones estatales, barricadas de basura en llamas, bloqueo de caminos, destrucción de un depósito de almacenamiento de alimentos y la toma de un hospital de maternidad.

Más tarde, un helicóptero atacó el Ministerio del Interior y la Corte Suprema. Se usaron otras tácticas disruptivas.

Desde principios del mandato de Hugo Chávez, Washington buscó un cambio de régimen. La administración de Trump está comprometida a derrocar al presidente Nicolás Maduro, quizás un nuevo intento esté por ocurrir este año.

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional (SNSC) de Irán, Ali Shamkhani, dijo que se está librando una “guerra de poder” contra la República Islámica en las calles y las redes sociales.

Culpó a Washington, Gran Bretaña y Arabia Saudita por lo que está pasando.

“Con base en nuestros análisis, alrededor de 27% de los nuevos hashtags contra Irán son generados por el Gobierno saudita”, explicó.

Las manos sucias de Israel están involucradas, deseando desde hace tiempo que se elimine a su principal rival regional y se reemplace a la República Islámica por un Gobierno títere pro-occidental.

Un “pequeño y minoritario grupo” es responsable de los disturbios, la violación de la ley y la violencia, dijo Rouhani.

Según se informa, la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) de élite de Irán ahora está a cargo de tomar medidas enérgicas en contra de los agentes responsables de la violencia, si continúa, en curso desde el 28 de diciembre.

El lunes, un policía recibió un disparo letal, otros tres resultaron heridos por disparos, el número de muertos aumentó, y los responsables fueron unos pistoleros contra el Gobierno.

Maryam Rajavi, de los llamados muyahidín del pueblo de Irán, hizo un llamamiento a Washington, Bruselas y al Consejo de Seguridad para que intervengan. En tanto, el grupo apoyado por la CIA hace un llamamiento para derrocar violentamente a la República Islámica.

Trump y Netanyahu expresaron su apoyo a los manifestantes. Según se informa, Washington e Israel pueden intentar asesinar al comandante de la Fuerza de Al Quds de IRGC, el general Qassem Soleimani .

Es él quien está a cargo de las operaciones antiterroristas iraníes en Siria.

Las cosas continúan siendo cambiantes. Llevan las marcas inquietas de un intento de ‘revolución de color’ orquestada por Estados Unidos.

Irán es muy consciente de lo que está pasando, sus fuerzas de seguridad están capacitadas y son capaces de enfrentar la violencia e inestabilidad ‘made in America’.

Stephen Lendman

Stephen Lendman: Investigador asociado del Centro de Investigación sobre la Globalización (Global Research), es también corresponsal en Chicago.

Artículo original en inglés:

Foreign Intervention Behind Iran Protests. CIA Instigated Street Violence?publicado el 2 de enero de 2018.

Traducido por Ariel Noyola Rodríguez para el Centro de Investigación sobre la Globalización (Global Research).

> > > > > > > >

Comentario sobre artículos de Globalización en nuestra página de Facebook
Conviértase en miembro de Globalización