Irán: ¿"Cambio de Régimen" o Guerra Total?

El tablero de ajedrez geopolítico se está alineando hacia un enfrentamiento con Irán y sus aliados del Bloque de Resistencia. Este es sólo un teatro dentro de la lucha más amplia por el control de Eurasia. En el proceso existe un esfuerzo por parte de Washington y sus aliados de manipular el Islam y subordinarlo a los intereses capitalistas impulsando una nueva generación de islamistas entre los árabes.

Punto de Presión en Irán: ¿Oportunidad para EE.UU., la OTAN e Israel?

El sistema político de Irán es complejo y existen múltiples polos opuestos de poder. En 2009, el mundo ya vio una lucha interna entre la clase gobernante. Las divisiones aparecieron durante las protestas que se produjeron después de las elecciones presidenciales, cuando fueron presentadas las acusaciones de fraude.

La presidencia de Mahmud Ahmadineyad (que comenzó en 2005) estaba en conflicto con importantes sectores de la clase política de Irán. Su relación ha sido siempre tensa con los otros polos de poder en Teherán. En 2011, la presidencia de Irán ha entrado en creciente conflicto con el Parlamento, el Poder Judicial, y el ayatolá Alí Jamenei.

En el marco de estas tensiones políticas, se estaba formando otra lucha política interna iraní. Esta vez, el centro de atención es Esfandiar Rahim Mashaei. Las opiniones de Mashaei, quien es conocido como un político conservador, han estado en desacuerdo con otros conservadores, especialmente los elementos clericales. En 2009, Mashaei dio un discurso donde dijo que Irán era amigo de todos los pueblos del mundo, incluido el pueblo israelí, y que Teherán se oponía al régimen de Tel Aviv, y no al pueblo de Israel. Este fue reprochado por el ayatolá Jamenei.

En julio de 2009, el presidente Ahmadineyad, trató de nombrar a Mashaei como primer vicepresidente de Irán, pero la decisión fue rechazada por el parlamento iraní. Ahmadineyad se vio obligado a nombrar a Mohamed-Reza Rahimi como primer vicepresidente. En cambio Mashaei fue nombrado jefe de gabinete del presidente Ahmadineyad.

En abril de 2011, estalló un escándalo cuando se hizo público que el ministro de Inteligencia Heydar Moslehi había ordenado que Mashaei fuera objeto de vigilancia electrónica. Ahmadineyad indignado quería despedir al ministro de inteligencia, pero su decisión fue vetada por el ayatolá Jamenei. Mientras tanto, Heydar Moslehi se mantuvo en su posición.

Parece que ahora existe un esfuerzo concertado para debilitar al gobierno de Ahmadineyad y para evitar que Mashaei y otros candidatos obtengan un puesto. El General Alí Jaffari, comandante de la Guardia Revolucionaria Iraní, ha declarado públicamente que existen “elementos corruptos” en la oficina presidencial que se han desviado de los principios de la Revolución iraní. Alí Saidi, el enlace del ayatolá Jamenei en el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán, también ha agregado su voz, y dijo que Ahmadineyad y su bando político perderá todo el apoyo a menos que siga comprometido con el ayatolá Jamenei.

Algún tipo de enfrentamiento político se cierne sobre Teherán. Parece que existe una creciente brecha entre los políticos e ideólogos conservadores iraníes. El presidente iraní y sus aliados políticos pretenden pavimentar el terreno a sus propios candidatos en las elecciones parlamentarias de marzo de 2012, lo que pondría en entredicho la agrupación actual de los así llamados conservadores en el Parlamento iraní.

Además de todo esto, la muerte de Haleh Sahabi, la hija del fallecido ex-miembro del Parlamento, Ezatollah Sahabi, en el funeral de su padre, ha encendido la ira de la oposición con amenazas de alimentar y provocar nuevas protestas.

Fuerzas de seguridad iraníes estuvieron presentes en el funeral para evitar que se convirtiera en un evento político contra de la clase dominante. En su presencia, Haleh Sahabi fue confrontada por un hombre desconocido, que tomó la imagen de su padre que llevaba durante el funeral. Cuando ella trató de agarrar al hombre, este le dio un codazo tan violentamente en la cara que murió de un ataque al corazón.

Todo esto podría jugar a favor de las manos de los enemigos de Irán. Existe una guerra secreta contra Irán que se está librando por parte de Washington y sus aliados, que incluye el secuestro de iraníes, el asesinato de científicos iraníes y agentes de seguridad, y ataques terroristas en las regiones fronterizas de Irán. Las divisiones internas en desarrollo en Teherán podrían ser aprovechadas por sus enemigos. Israel ya está mostrando un profundo interés en estas nuevas tensiones políticas en Teherán.

Cabe señalar que Tel Aviv y Washington se habían preparado para lanzar una campaña para deslegitimar las elecciones presidenciales en Irán en 2009 y la utilizaron para explotar las divisiones políticas internas en Irán. Aquello ha sido documentado por medios de comunicación israelíes. Además, esta es la razón por la cual el congreso estadounidense dio millones de dólares a petición de la secretaria Rice y el presidente George W. Bush Jr., para establecer una oficina de intereses especiales en los Emiratos Árabes Unidos para hacer frente a un cambio de régimen en Teherán.

  

Ejercicios Secretos de Israel en Irak: ¿Irán en la mira otra vez?

Desafiar a Teherán, que al igual que a Rusia, siempre ha sido un objetivo estratégico de Washington y la OTAN. Tel Aviv había finalizado un período de breve silencio sobre Teherán y ha comenzado a hablar de atacar a Irán nuevamente. Lo que ha añadido una dimensión extra a esto son los informes de que Estados Unidos ha permitido a Israel utilizar secretamente bases aéreas estadounidenses en Al-Anbar, Irak. Moqtada Al-Sadr ha advertido a Teherán sobre las operaciones israelíes-estadounidenses en Irak, que podrían escalar de alguna forma hacia planes de confrontación contra Irán, Siria y todo el Bloque de Resistencia desde Gaza, Beirut y Jbeil Bint a Damasco, Basora, Mosul, y Teherán.

Una estructura militar, que está vinculada a la OTAN, también se ha puesto a trabajar para atacar a Irán, Siria y sus aliados. En virtud de diversos acuerdos la OTAN ha establecido un punto de apoyo en el Golfo Pérsico y vínculos militares con el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG). Francia también tiene una base en los Emiratos Árabes Unidos. El CCG también se está preparando para expandirse. Tanto los reinos de Marruecos y Jordania han hecho solicitudes para unirse, mientras Yemen también está siendo considerado a la adhesión. Con ser miembros del CCG se adquiere una estructura de defensa común.

Al mismo tiempo, los miembros del CCG están culpando a Irán por sus problemas internos.

La alianza estratégica entre Israel y los Al-Saud se formó originalmente para combatir a Gamal Abdel Nasser, y también se ha posicionado para la implementación de un conflicto más amplio dirigido contra Irán y sus aliados.

Escudos de misiles se encuentran ahora en su lugar en Israel y los emiratos árabes. Embarques masivos de armamento pesado han sido enviados a Israel, Arabia Saudita y los países del CCG por parte de Washington y las principales potencias de la Unión Europea en los últimos años.

Ankara: ¿El Hombre Interior?

Hay otro actor importante del que se debe hablar: Turquía. Washington y la Unión Europea han empujado a Turquía para que sea más activa en el mundo árabe. Esto ha florecido a través de la política de neo-otomanismo de Ankara. Esta es el por qué Turquía se ha posicionado a sí misma como defensora de Palestina y puso en marcha un canal en lengua árabe al igual que Irán y Rusia.

Ankara, sin embargo, ha estado jugando un papel nefasto. Turquía es socia en la guerra de la OTAN en Libia. La posición del gobierno turco ha puesto de manifiesto su traición a Trípoli. Ankara también ha estado trabajando con Qatar en arrinconar al régimen sirio. El gobierno turco ha estado presionando a Damasco a cambiar sus políticas a favor de Washington y parece que, posiblemente, incluso tiene un papel en las protestas dentro de Siria con los Al-Saud, el campo de la minoría Hariri en el Líbano, y Qatar. Turquía es todavía sede de las reuniones de la oposición, brindándoles apoyo.

Turquía es vista en Washington y Bruselas como la clave para alinear a los iraníes y a los árabes. El gobierno turco ha estado desfilando como miembro del Bloque de Resistencia con el respaldo de Irán y Siria. Los estrategas de proyectos estadounidenses dicen que será Turquía la que domesticará a Irán y Siria para Washington. Turquía también sirve como medio de integración de las economías árabes y de Irán con la economía de la Unión Europea. En este sentido, Ankara ha estado presionando por un área de libre comercio en el suroeste asiático y conseguir que iraníes y sirios abran sus economías a la misma.

En realidad, el gobierno turco no sólo ha profundizado los lazos económicos con Teherán y Damasco, sino que también ha estado trabajando en eclipsar la influencia iraní. Ankara ha tratado situarse entre Irán y Siria y desafiar la influencia iraní en Irak, Líbano, Palestina, el Cáucaso y Asia Central. Turquía también trató de establecer una triple entente entre ellos mismos, Siria, Qatar y quitarle Siria a Teherán. Por esta razón, Turquía ha estado verbalmente muy activa contra Israel, pero en realidad ha mantenido su alianza y acuerdos militares con Tel Aviv. Dentro de la propia Turquía, sin embargo, también existe una lucha interna por el poder que algún día podría encender una guerra civil con múltiples actores.

Preparando el Tablero: Confrontación contra el Bloque de Resistencia

Todos los ingredientes para una confrontación militar encabezada por Estados Unidos están en su lugar:

– La iranofobia está siendo propagada por Estados Unidos, la Unión Europea, Israel y las monarquías Khaliji.

– Se está promoviendo el sectarismo en toda la región.

– Hamás ha caído en los mecanismos de un gobierno de unidad del no electo Mahmoud Abbas, lo que significa que Hamas tendría que ser condescendiente con las demandas de Israel y Estados Unidos a la Autoridad Palestina.

– Siria tiene sus manos ocupadas con la inestabilidad interna, mientras Irán y Hezbolá están siendo falsamente acusados de disparar contra manifestantes sirios.

– Líbano carece de un gobierno que funcione y Hezbolá está cada vez más cercado. En lugar de ser tratado como una cuestión interna del Líbano, las armas de la resistencia libanesa se están convirtiendo también en un problema internacional.

– Israel, Arabia Saudita y las monarquías árabes han sido fuertemente armadas en los últimos años.

– Pakistán ha sido desestabilizado.

– Se han generado divisiones internas en el Bloque de Resistencia.

– Rusia y sus aliados de la OTSC están siendo intimidados por las bases y el escudo antimisiles de Estados Unidos y la OTAN en Europa del Este.

– La Administración Obama ha declarado su intención de violar las fronteras nacionales de otros países que considere terroristas. En este sentido, la Guardia Revolucionaria de Irán ha sido declarada una organización terrorista.

– En 2010, la Administración Obama redefinió creativamente el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) para servir a sus intereses geoestratégicos. Declaró que tenía derechos para violar el TNP atacando a Irán con armas nucleares.

– Los sistemas de escudo antimisiles en Israel, el Golfo Pérsico y Turquía están preparados o estarán pronto en su lugar.
En la actualidad se está librando una guerra entre Washington, Tel Aviv, los Al-Saud y sus aliados contra el Bloque de Resistencia. Esta guerra no es una guerra convencional, puesto que incluye la guerra de bajo espectro y operaciones de inteligencia. Los combates con Fatal al-Islam en Líbano y los ataques terroristas de Jundullah en el este de Irán son las facetas de esta guerra, así como el deseo de cambio de régimen en Siria.

Cualquier posible guerra contra Irán o Siria no se librará de forma aislada. Si son atacados en una guerra abierta, Siria e Irán lucharán al mismo tiempo.

En la eventualidad de una gran guerra con la participación de Siria, Irán y sus aliados regionales, las posibilidades de revolución y disturbios en el mundo árabe son ciertas. Se podría decir que los levantamientos árabes de 2011 han obrado en prevenir que las sociedades árabes se enciendan en caso de una guerra regional, lo que presenta al Pentágono, Israel y la OTAN una nueva oportunidad estratégica para la confrontación.

Mahdi Darius Nazemroaya se especializa en el Medio Oriente y Asia Central. Es Investigador Asociado al Centre for Research on Globalization (CRG).

Artículo original publicado el 14 de junio 2011.
Original en:
Iran: “Regime Change” or All Out War?

Comentario sobre artículos de Globalización en nuestra página de Facebook
Conviértase en miembro de Globalización

Artículos de:

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]