La cúpula de la Iglesia católica venezolana. Guardia avanzada de Washington

Mientras queBrasil recuerdala dictadura de 1964 que llego con el quehacer de la Escuela militar de las Américas y con el apoyo de una parte de la cúpula episcopal brasileña,Venezuela vive algo parecido con actividades subversivas de una oposición de derecha extrema con mira a la toma del poder del Estado. En este ultimo caso, esta derecha puede contar con el apoyo de la cúpula episcopal que actúa como guarda avanzada de Washington que esta detrás de todo eso. Este ultimo no para nunca de querer derrotar al gobierno legitimo de los chavistas sostenido por la gran mayoría del pueblo, sobre todo los mas pobres y humildes. Elecciones tras elecciones, el pueblo se reconoce en el gobierno chavista. Hay que decir que el chavismo da prioridad a los intereses del bien común de toda la comunidad venezolana. Lo que no es el caso de la oposición. Así, lo que ella y sus aliados no pueden conseguir por la democracia tratan de conseguirlo por la fuerza, la mentira, la manipulación, el odio y el miedo. El petrolero, por supuesto, esta en la mirada de Washington.

Si, en Brasil, en aquellos anos, todo lo que no era sumisión al imperio era considerado como comunista y, por este hecho, condenado a los peores tratamientos, persecuciones, yendo de las torturas hasta los asesinatos los mas cruales, hoy ocurre lo mismo en Venezuela donde la palabra independencia y socialismo se vuelven a ser confundidos al comunismo del siglo pasado con los mismos prejuicios y las mismas consecuencias.

En enero pasado, el cardenal de Honduras, Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, en una entrevista con un periodista de Berlín, declaraba que el socialismo de Chávez había fracasado y reclamaba una primavera latino-americana lo mas pronto posible. Como por pura casualidad, el 12 de febrero, se produce una primera ofensivas violenta de personas que la prensa del imperio identifica a los estudiantes. Esos estudiantes se revelaron ser terroristas y mercenarios bien armados y preparados para crear el chao y desprestigiar al gobierno de Nicolás Maduro.

En las redes sociales se aprende que la extrema derecha venezolana condensa en el denominado Frente Marabunta, un plan de persecución, acoso y sometimiento en urbanizaciones de clase media contra los partidarios de la Revolución Bolivariana que allí residen, a quienes consideran “traidores”. La acción paramilitar se enmarca en las protestas vandálicas que ha ejecutado la extrema derecha venezolana con el objetivo de derrocar al dignatario Nicolás Maduro, quien fue electo democráticamente por el pueblo. En sus pretensiones golpistas, los violentos han dejado más de una treintena personas fallecidas y centenares de heridos desde el pasado 12 de febrero y centenares de millones de dólares de danos públicos.

Desde el principio de estas acciones de la oposición fascista, la cúpula episcopal se guardo de condenar esas acciones, acusando mas bien al gobierno como el responsable de esta violencia. Nunca los obispos tomaron la palabra para decir a esos grupos de dejar sus acciones violentas y de respetar las vías constitucionales para manifestar sus descontentos. Nunca hicieron alusión a una maniobra preparada de largo plazo para realizar un golpe de Estado suave, es decir en la forma mas hipócrita que se pueda. Nunca se pronunciaron contra todo tipo de golpe de estado que venga de donde venga.

En los últimos tiempos esa cúpula episcopal puso al mismo nivel la violencia de los fascistas y las intervenciones responsables del gobierno al cual le corresponde actuar de por la constitución para asegurar la paz y el respeto de los derechos de los venezolanos y venezolanas. Es como poner a un mismo nivel los ladrones de un banco que detienen a secuestrados y los cuerpos policiales que tratan de liberarlos. Un comportamiento inadmisible y irresponsable de parte de la cúpula episcopal venezolana.

La ultima intervención de esa cúpula les deja a cara descubierta. Se mete de lleno en un terreno político y lo hace sin fundamentar sus acusaciones en contra del gobierno.Ella dice que el gobierno conduce al país hacia un totalitarismo. En su mente es como decir que es comunista como si estuviéramos todavía en el siglo pasado con todos los prejuicios difundidos en contra de todo lo que se aparentaba al comunismo. Religión Digital titula la intervención del episcopado “La Iglesia denuncia: “El chavismo pretende imponer un gobierno totalitario en Venezuela” y en su subtitulo “Los obispos rechazan la “criminalización de la protesta ciudadana”. ¿De donde sacan todo eso?

Ellos que viven en Venezuela no pueden ignorar al gobierno de calle, promovido por el Presidente, para acercarse la gestión publica de las poblaciones de todas las regiones de Venezuela y ver con ellas los problemas que se presentan así que la manera de solucionarlos. Los obispos no pueden ignorar los encuentros provocados por el Presidente con los gobernadores y los alcaldes de todo el país para mejor planear las acciones de los unos con los otros. Ellos no pueden ignorar las iniciativas tomadas por el gobierno para poner alrededor de una misma mesa las personas de todas las corrientes ideológicas tanto del gobierno que de la oposición. Tampoco no pueden ignorar que los alcaldes de la oposición estuvieron, para muchos de ellos, en los disturbios que se realizaron en su alcaldía sin que la policía cumpliera con su mando de mantener la paz en contra de los malhechores con el complacer de los alcaldes. Ellos saben mejor que todos de la campana de desinformación internacional, las fotos falsas, los montajes de eventos violentos, dando al gobierno como responsable de esta violencia mientras mientras que los verdaderos responsables eran los de la oposición violenta. Esos obispos saben muy bien todo eso.

Lo mas grave en todo eso es su apoyo a la violencia de esta oposición de extrema derecha, fascista, criminal. Las autoridades de la Iglesia rechazan la criminalización de los que matan, destruyen, impiden a miles de personas de utilizar transporte en común etc. Son ellos mismos que lo dicen. No tienen ni el coraje de dar un solo ejemplo de un ciudadano molestado por protestar pacíficamente. Hasta tienen la sin vergüenza al atribuir al gobierno lo que el mismo rechaza desde el principio, llamando a la paz y al amor. Dicen ellos como si fuera el caso: “” El gobierno se equivoca al querer resolver la crisis por la fuerza, la represión no es el camino.” Decir esas cosas, sabiendo que no es la verdad, es criminal, viniendo de un episcopado que se reclama del Evangelio, de los pobres de Venezuela que están en gran mayoría con el gobierno, saliendo por miles y miles para apoyándolo en estos momentos difíciles. Yo dejo a Jesús de disfrazarlos como lo hizo con los doctores de la ley según el evangelista Mateo, capitulo 23.

¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que parecen sepulcros blanqueados: hermosos por fuera, pero por dentro llenos de huesos de muertos y de podredumbre!

Yo escribo todo eso siendo un creyente en Jesús y en sus Evangelios. No lo escribo a partir de una ideología, sino a partir de una fe que da con la proximidad a los pobres, con la justicia para todos, con la verdad que libera el espíritu y los corazones. No veo nada de todo eso en esa cúpula de jerarcas ni si quiera la veo en la Exhortación apostólica ”Gaudium Evangelii” del papa Francisco.

Es tiempo que el Secretario del Estado del Vaticano se preocupe de informar correctamente al papa Francisco de lo que esta realmente pasando en Venezuela. Ayer era el presidente Maduro y no los obispos que citaba unos pasajes de las intervenciones del Papa Francisco en sus homilías en Santa Marta. Fuera importante que haya una confrontación directa de estos obispos con el President Maduro y sus colaboradores. No tienen todavia la altura necesaria para actuar como mediadores creíbles. Venezuela sigue teniendo el mismo episcopado en termino de mentalidad del que disfruto durante unas horas el golpe de Estado de 2002.

Si esos obispos se dieran la pena de bien analizar el contenido del socialismo del siglo XXI pudieran darse cuenta que es en su conjunto la aplicación en el campo politico lo que nos transmite la enciclica Pax sobre la tierra del papa Juan XXIII. Al igual, responde en muchos aspectos de lo que pide la exhortación apostolica Gaudium Evangelio del papa Francisco.Les invito a leer este texto.

Oscar Fortin

El 4 de abril 2014

http://blogs.periodistadigital.com/

Comentario sobre artículos de Globalización en nuestra página de Facebook
Conviértase en miembro de Globalización

Artículos de:

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]