La gran mentira de la COVID-19: ¿Queremos esto para nuestros hijos?

Región:

El Daily Mail ha publicado una incisiva reseña de un jardín de niños en Tailandia donde se aplicó el modelo de ingeniería social impuesto por el Gobierno real.

Los gobiernos de todo el mundo han impuesto medidas similares.

El distanciamiento social se justifica en aras de combatir este “peligroso” virus.

Eche un vistazo a estas imágenes. ¿Es esto lo que queremos para nuestros hijos? ¿Es una medida que se justifica para combatir este virus?

Es ingeniería social en su mejor versión, apoyada en una campaña de miedo que está destruyendo la sociedad civil tal como la conocemos en todo el mundo. Está matando a nuestros hijos.

Todo se basa en una gran mentira, apoyada por una campaña de desinformación mediática.

“En el jardín de niños los niños usan mascarillas en el rostro mientras se divierten en las zonas de juego con mosquiteros, utilizados para el distanciamiento social en la escuela Wat Khlong Toey”

Encierre a sus hijos en cajas transparentes de plexiglás para que no se contagien de este “peligroso” virus.

Las mascarillas que cubren su boca y nariz están ahí para protegerlos. Son disparates. La opinión científica confirma que la mascarilla pone en peligro la salud de nuestros hijos. Irónicamente, el Dr. Anthony Fauci lo confirmó en una declaración anterior sobre el uso de la mascarilla, aunque luego se retractó.

El Hospital de Niños Enfermos de Toronto (también conocido como ‘SickKids’) ha publicado un informe detallado sobre:

“Los daños del cierre de escuelas en la salud física y mental [de los niños]”. “Se prevén mayores tasas de depresión, trauma, abuso de drogas y adicción, incluso suicidio”. Nuestros hijos, ¿Realmente están amenazados por el coronavirus? (John Manley, 21 de julio de 2020)

La Organización de Naciones Unidas (ONU) estima que 1,250 millones de niños no pueden asistir a la escuela como resultado de las medidas impuestas por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), que actúa en representación de Wall Street, el “gran dinero” (‘Big Money’), Big Pharma, et al. ¿Estamos ante una derogación de facto de los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes?

Es una gran mentira.

¿Qué es la COVID-19?

COVID-19 es similar al SARS-1.

Los inmunólogos han confirmado que la COVID-19 es similar a una influenza estacional combinada con neumonía.

Según la OMS, “los síntomas más comunes [de la COVID-19] incluyen fiebre, tos seca y dificultad para respirar, y la mayoría de los pacientes (un 80%) experimentó una enfermedad leve“.

Captura de pantalla de The Hill

Pero la evidencia revela que nos están mintiendo.

Las pruebas de RT-PCR en realidad no prueban nada.

La prueba de RT-PCR es idéntica a la prueba utilizada en el caso de la influenza estacional.

Según el Dr. Wolfgang Wodarg, la neumonía es “causada o acompañada regularmente por un coronavirus”. Y ese ha sido el caso durante muchos años, antes de la identificación de la COVID-19 en enero de 2020:

“Es bien sabido que en cada “ola de gripe” entre un 7 y un 15% de las enfermedades respiratorias agudas vienen acompañadas de coronavirus”.

La manipulación de las cifras está bastante documentada. Los certificados de defunción se han estado falsificando.

Contamos con montones de pruebas de que mienten.

Y Joe Biden nos dice que la economía de Estados Unidos debe permanecer “cerrada” para salvar vidas. Qué tontería. ¿Acaso Biden ha analizado la causalidad subyacente? ¡Estoy seguro de que lo ha hecho! Miente en nombre del “gran dinero” (‘Big Money’).

De hecho, lo que nos están diciendo es que el virus es la única causa de desempleo, pobreza y bancarrotas. Según Bill Clinton, “El brote de la COVID-19 [está] en camino de matar a 200,000 personas y destruir millones de puestos de trabajo y pequeñas empresas”. (Discurso pronunciado durante la Convención Nacional Demócrata, 19 de agosto de 2020)

¿El coronavirus está “… destruyendo millones de puestos de trabajo y pequeñas empresas”? Ignorancia pura de un expresidente “corrupto” de Estados Unidos. ¿Creerá en sus propias mentiras? En realidad, millones de puestos de trabajo fueron destruidos como resultado de las “directrices” impuestas por Wall Street y el Foro Económico Mundial.

Usemos nuestro sentido común: cerrar la actividad económica no resuelve una crisis de salud pública. La solución propuesta por Joe Biden terminará por convertirse en la causa de una nueva ola de desempleo y pobreza acompañada del colapso de la salud pública.

Se ordenó el cierre de la economía de 193 países en marzo de 2020. Las directrices fueron establecidas por el Foro Económico Mundial.

Y los políticos corruptos hicieron cumplir estas directrices que supuestamente estaban dirigir a salvar a la Humanidad de este virus “mortal”.

Cuando la mentira se convierte en verdad, no hay vuelta atrás.

¿Es esto lo que queremos para nuestros hijos?

Michel Chossudovsky

Michel Chossudovsky: Profesor emérito de Economía de la Universidad de Ottawa, es fundador y director del Centro de Investigación sobre la Globalización (Global Research). Sus escritos se han publicado en más de 20 idiomas, es un activista antiglobalización y antibélico. Ha actuado como profesor visitante en organizaciones académicas en Europa occidental, América Latina y el Sudeste asiático, además de asesor de gobiernos en países en desarrollo y consultor de organizaciones internacionales como el programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Ha sido galardonado con la Medalla de Oro de la República de Serbia por sus escritos sobre la guerra de agresión de la OTAN contra Yugoslavia (2014).

Artículo original en inglés:

The Covid-19 “Big Lie”: Is This What You Want for Your Children?, publicado el 21 de agosto de 2020.

Traducido por Ariel Noyola Rodríguez para el Centro de Investigación Sobre Globalización (Global Research).

Comentario sobre artículos de Globalización en nuestra página de Facebook
Conviértase en miembro de Globalización

Artículos de:

Sobre el Autor

Michel Chossudovsky is an award-winning author, Professor of Economics (emeritus) at the University of Ottawa, Founder and Director of the Centre for Research on Globalization (CRG), Montreal, Editor of Global Research.  He has taught as visiting professor in Western Europe, Southeast Asia, the Pacific and Latin America. He has served as economic adviser to governments of developing countries and has acted as a consultant for several international organizations. He is the author of eleven books including The Globalization of Poverty and The New World Order (2003), America’s “War on Terrorism” (2005), The Global Economic Crisis, The Great Depression of the Twenty-first Century (2009) (Editor), Towards a World War III Scenario: The Dangers of Nuclear War (2011), The Globalization of War, America's Long War against Humanity (2015). He is a contributor to the Encyclopaedia Britannica.  His writings have been published in more than twenty languages. In 2014, he was awarded the Gold Medal for Merit of the Republic of Serbia for his writings on NATO's war of aggression against Yugoslavia. He can be reached at crged[email protected]

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]