La nueva oleada de nacionalismos

Los secretarios de Hacienda  y de Economía del gobierno de México, Luis Videgaray e Ildefonso Guajardo, respectivamente, serán la avanzada del presidente Enrique Peña Nieto en su excursión a Washington  el próximo 31 de enero.

Conviene puntualizar que, en el equipaje de esos enviados mexicanos, el texto principal del alegato con sus pares norteamericanos lleva una etiqueta: Resistencia a la restauración del proteccionismo.

Por supuesto, en las mesas de alto nivel se conocerá el discurso de los emisarios mexicanos al respecto. Pero, por lo escuchado en México al menos desde el otoño de 2015, ese planteamiento, que pareció irreversible, será el leitmotiv de las conversaciones.

La posición del gobierno mexicano se fijó a punto de formalizarse la inserción del país en el Acuerdo Transpacífico de Asociación Comercial (ATP), cuyo bastión eran en aquellos meses los Estados Unidos, gobernados por Barack Obama.

Hoy mismo se divulga la declaración de la Casa Blanca en el sentido de que Estados Unidos se retira del ATP. De esa brocha, México se ha quedado colgado pero, por lo anunciado hace unas horas por el presidente Peña Nieto, su gobierno se aferrará a la tabla de supervivencia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

A ese efecto, el presidente mexicano agregó dos nuevas zanahorias: El inclusión en el clausulado del TLCAN de los sectores Energía y Telecomunicaciones.

El mexiquense anuncia que asistirá al encuentro con Donald Trump con la convicción de que es una cita entre dos países soberanos, en cuyo caso México dialogará “con seguridad, dignidad, firmeza, confianza y la fortaleza” de México. Soberanía de por medio, pues.

La significación del encuentro con Theresa May

En la agenda del nuevo ocupante de la Casa Blanca, desde la semana pasada se anunció como prioridad recibir a la primera ministra del Gran Bretaña, Theresa May.

No es ese un dato menor: Tomar en cuenta que la señora May es sucesora de Margaret Thatcher, quien, con el republicano  Ronald Reagan en la Casa Blanca, proclamaron hace más de tres décadas la Revolución conservadora, punto de partida de la globalización neoliberal.

Para efectos prácticos, Theresa May es la antípoda de Margaret Thatcher. Arribó a su encargo como consecuencia del triunfo del Brexit por el que el Reino Unido abandona la Unión Europea.

Theresa May, la primera ministro del Reino Unido

La significación de ese retiro de Reino Unidos de la UE, radica en que el referéndum fue ganado en 2016 por los más radicales sectores nacionalistas.

Ese es el punto: Sin una declaración explícita de la señora May, los especialistas en Relaciones Internacionales la inscriben en la nómina de gobiernos que, encabezados por Rusia e India, algunos regímenes del Medio Oriente, al menos cuatro latinoamericanos, cada uno con sus peculiaridades, profesan como doctrina política el nacionalismo. ¿Es casual que a Trump se le conceptúe como “amigo” de Vladimir Putin?

En el marco de la reunión del Foro Económico Mundial, reunido en Davos, Suiza, aquella fue una de las preocupaciones más recurrentes.

Si, de acuerdo con los expertos, la globalización va de retirada desplazada por los nuevos nacionalismos, ¿México seguirá embarcado en una embarcación que navega a contracorriente? Es pregunta.

 Mouris Salloum George

Mouris Salloum George: Director del Club de Periodistas de México A.C.

Comentario sobre artículos de Globalización en nuestra página de Facebook
Conviértase en miembro de Globalización

Artículos de:

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]