La Ruta de la Seda: La Gran Eurasia contra el Atlantismo mundial

La ruta de la seda es de importancia para las potencias continentales para el control de las actividades anti-sociales con la sabia diplomacia y un buen poderío militar, combinado con un poder económico generado a propósito. Los gobiernos pueden cooperar con las culturas y tradiciones de los países que unen la ruta de la seda de una manera muy inteligente, mientras que aquellas naciones o grupos de naciones con el objetivo unificado del espíritu euroasiático pueden potenciar la zona y convertirse en un gran imperio. Genghis Khan y Timur fueron ejemplos de líderes incluidos en esta categoría.

Las potencias marítimas ganaron poder en Eurasia después del cierre de la ruta de la seda por los otomanos. El tráfico en la ruta se incrementó cuando se desarrolló una cooperación real entre el islam y el cristianismo bizantino.

El eurasianismo, que se extiende por todo el este de Asia hasta Europa, y de Norte a Sur, y sus vinculaciones, acabará con la estructura dominante de la cuenca del Pacífico y la existente estructura pseudo-cultural, militar y económica atlantista de Eurasia.

Europa, Oriente Medio y Asia del Sur serán liberados del atlantismo. Exploradores, comerciantes, intelectuales, científicos y sociólogos desarrollarán nuevamente Eurasia, como vimos anteriormente en las épocas doradas de los imperios que florecieron a lo largo de la ruta de la seda. El gobierno chino ha tomado la iniciativa de desarrollar y reactivar la ruta de la seda como el “One Belt One Road” que se extiende de este a oeste con un enorme desarrollo de las infraestructuras en los países del proyecto.

La diplomacia de Genghis Khan entre diferentes culturas y religiones durante el período mongol deberá recordarse uando se forme la cooperación regional entre los partidarios del “One Belt One Road”.

Los mongoles controlaron el heartland de Eurasia, dándoles el control sobre las regiones adyacentes. La provincia de Xinjiang de China tiene 8 fronteras internacionales y una población étnica musulmana, cooperación que sólo puede ocurrir mediante el desarrollo de buenas relaciones con todos los países musulmanes de Asia Central y Turquía, y con la reducción de la influencia de las protestas orquestadas y financiadas por Occidente mediante activistas apoyados por Occidente.

Las relaciones con Rusia son también importantes para China en términos militares y de energía. La cCooperación y la marcha económica hacia el oeste a través de vías férreas y carreteras son clave para ello. La ruta de la seda marítima de China a través del Océano Índico puede amenazar económicamente y derrotar la influencia de Estados Unidos sobre el comercio de las naciones de Asia y el Pacífico, África y Europa. Por lo tanto, el tráfico de China con la India es importante en el Océano Índico. La alianza entre India, Estados Unidos y Japón podría representar una amenaza para la ruta de la seda marítima china.

Los diferentes corredores económicos podrían abrirse por el noroeste de China (Xinjiang), el sudeste de China (Fujian), Asia del Sur y Sudeste de Asia (Yunnan), Asia Central y Asia Occidental (Ginghai, Shaan xi, Gansu, Ningxia).

Los eurasiáticos pueden contrarrestar colectivamente las políticas de las potencias atlantistas. Las investigaciones y los estudios deberían desarrollarse más a nivel nacional, regional e internacional para entender la diversidad de tribus, tradiciones, y el impacto de los globalistas en Asia.

El gobierno chino debe tener en cuenta el pequeño malestar interno en el Tíbet, Mongolia Interior, y Xinjiang. Las tensiones en la vecindad de China deberían ser reducidas a un mínimo tal y como deben ser evitados los grandes conflictos entre las potencias regionales en Asia. La región rica en recursos de Asia Central debe ser utilizada con eficacia para el mayor desarrollo de la región super-euroasiática. El vacío dejado por algunas partes de Europa está listo para ser ocupado por los gigantes asiáticos.

La ruta de la seda es de importancia para las potencias continentales para el control de las actividades anti-sociales con la sabia diplomacia y un buen poderío militar, combinado con un poder económico generado a propósito. Los gobiernos pueden cooperar con las culturas y tradiciones de los países que unen la ruta de la seda de una manera muy inteligente, mientras que aquellas naciones o grupos de naciones con el objetivo unificado del espíritu euroasiático pueden potenciar la zona y convertirse en un gran imperio. Genghis Khan y Timur fueron ejemplos de líderes incluidos en esta categoría.

Las potencias marítimas ganaron poder en Eurasia después del cierre de la ruta de la seda por los otomanos. El tráfico en la ruta se incrementó cuando se desarrolló una cooperación real entre el islam y el cristianismo bizantino.

El eurasianismo, que se extiende por todo el este de Asia hasta Europa, y de Norte a Sur, y sus vinculaciones, acabará con la estructura dominante de la cuenca del Pacífico y la existente estructura pseudo-cultural, militar y económica atlantista de Eurasia.

Europa, Oriente Medio y Asia del Sur serán liberados del atlantismo. Exploradores, comerciantes, intelectuales, científicos y sociólogos desarrollarán nuevamente Eurasia, como vimos anteriormente en las épocas doradas de los imperios que florecieron a lo largo de la ruta de la seda. El gobierno chino ha tomado la iniciativa de desarrollar y reactivar la ruta de la seda como el “One Belt One Road” que se extiende de este a oeste con un enorme desarrollo de las infraestructuras en los países del proyecto.

La diplomacia de Genghis Khan entre diferentes culturas y religiones durante el período mongol deberá recordarse uando se forme la cooperación regional entre los partidarios del “One Belt One Road”.

“One Belt, One Road”, uno de los proyetos geoestratégicos más ambiciosos del Gobierno chino

Los mongoles controlaron el heartland de Eurasia, dándoles el control sobre las regiones adyacentes. La provincia de Xinjiang de China tiene 8 fronteras internacionales y una población étnica musulmana, cooperación que sólo puede ocurrir mediante el desarrollo de buenas relaciones con todos los países musulmanes de Asia Central y Turquía, y con la reducción de la influencia de las protestas orquestadas y financiadas por Occidente mediante activistas apoyados por Occidente.

Las relaciones con Rusia son también importantes para China en términos militares y de energía. La cCooperación y la marcha económica hacia el oeste a través de vías férreas y carreteras son clave para ello. La ruta de la seda marítima de China a través del Océano Índico puede amenazar económicamente y derrotar la influencia de Estados Unidos sobre el comercio de las naciones de Asia y el Pacífico, África y Europa. Por lo tanto, el tráfico de China con la India es importante en el Océano Índico. La alianza entre India, Estados Unidos y Japón podría representar una amenaza para la ruta de la seda marítima china.

Los diferentes corredores económicos podrían abrirse por el noroeste de China (Xinjiang), el sudeste de China (Fujian), Asia del Sur y Sudeste de Asia (Yunnan), Asia Central y Asia Occidental (Ginghai, Shaan xi, Gansu, Ningxia).

Los eurasiáticos pueden contrarrestar colectivamente las políticas de las potencias atlantistas. Las investigaciones y los estudios deberían desarrollarse más a nivel nacional, regional e internacional para entender la diversidad de tribus, tradiciones, y el impacto de los globalistas en Asia.

El gobierno chino debe tener en cuenta el pequeño malestar interno en el Tíbet, Mongolia Interior, y Xinjiang. Las tensiones en la vecindad de China deberían ser reducidas a un mínimo tal y como deben ser evitados los grandes conflictos entre las potencias regionales en Asia. La región rica en recursos de Asia Central debe ser utilizada con eficacia para el mayor desarrollo de la región super-euroasiática. El vacío dejado por algunas partes de Europa está listo para ser ocupado por los gigantes asiáticos.

 Adnan Aboobacker

Adnan Aboobacker: Analista internacional originario de la India.

Artículos de:

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]