“Las elecciones en Colombia son un gran salto atrás”

Entrevista a James Petras realizada por Radio Centenario

“Hay una derechización fuerte en Colombia, como muestran los resultados de la primera vuelta de las elecciones”, dijo el sociólogo norteamericano, profesor James Petras en su columna semanal por CX36 (Radio Centenario). En ese marco destacó que “la abstención subió al 47% pero lo que no se registraron para votar, fueron otro 50%. Y podríamos decir que sólo el 25% de los designados como posibles electores votaron, o sea el 75% no lo hizo.

Entonces, es el voto del 25% de los que se tomaron tiempo para ir a votar” de donde surgen esos resultados, indicó. Además dijo que “todo el sector capitalista, el Pentágono, Wall Street, están apoyando al terrorista que llaman “conservador” en la prensa, el señor Duque”. Por tanto, “es un gran salto atrás, pero está condicionado por el apoyo de los sectores oligárquicos más extremos de Colombia”, dijo. Además habló de Argentina, de Brasil, de Nicaragua y de Venezuela y analizó lo que consideró “un golpe de Estado” en Italia.  

Hernán Salina: James Petras, te estamos saludando junto a Ángeles y Diego desde un Montevideo casi veraniego.

James Petras: Buen día Hernán, Diego y Ángeles. Aquí tenemos un día fresco pero muy cómodo.

Hernán Salina: Arranquemos la semana analizando qué ha dejado la primera vuelta electoral colombiana, para Colombia y para la región; y con el anuncio de pocas horas antes de las elecciones, de que entró a la OTAN, nada más ni nada menos.

James Petras: Sí, hay una derechización fuerte en Colombia como muestra el resultado de las elecciones, con el voto para (Iván) Duque que es un socio menor de Álvaro Uribe, la cabecilla presidencial del pasado, encabezando a los narcotraficantes –según dice la Casa Blanca norteamericana- y vuelve a Colombia a apoyar a un sector de los peores asesinos políticos de la historia reciente.

Pero quiero anotar dos cosas. Primero, la abstención subió al 47% pero lo que no se registraron para votar, fueron otro 50%. Y podríamos decir que sólo el 25% de los designados como posibles electores votaron, o sea el 75% no lo hizo. Entonces, es el voto del 25% de los que se tomaron tiempo para ir a votar.

Más allá de eso, debemos entender que la combinación de centro izquierda- Gustavo Petro y los demás candidatos- están divididos entre izquierda y derecha, y vamos a ver si pueden combinar alguna alianza para conseguir un mejor voto- Pero las indicaciones son que todo el sector capitalista, el Pentágono, Wall Street, están apoyando al terrorista que llaman “conservador” en la prensa, el señor Duque.

Es un gran salto atrás, pero está condicionado por el apoyo de los sectores oligárquicos más extremos de Colombia, y podríamos ver un aumento de asesinatos, terrorismo, a partir de un proceso electoral muy limitado.

Elecciones en Colombia realizadas el domingo 27 de mayo de 2018

Diego Martínez: Nos venimos a Brasil, donde está la huelga de camioneros, generación de violencia en varios puntos del territorio. ¿Cómo analiza esto?

James Petras: Es una gran confrontación, porque no sólo son los camioneros, pues tienen enormes respaldo entre los pensionistas, los trabajadores del sector industrial y demás. El hecho de paralizar la economía con los camioneros es un gran golpe contra (el presidente Michel) Temer. Y después de siete días de huelga han paralizado todas las actividades del agro exportador, del transporte, aviones ferrocarriles, autobuses, taxistas. Es una huelga general efectiva que les ha costado a los capitalistas más de dos mil millones de dólares y va creciendo fuera de control.

Ahora, ¿qué consecuencias puede tener? Temer no quiere renunciar porque enfrenta la posibilidad de ir a la cárcel por todas las estafas que lo involucran en los últimos años. Los congresistas buscan un sustituto pero no encuentran a nadie con las manos limpias, o son corruptos o están tan vendidos que no pueden poner a nadie que logre pacificar el país.

Al fin de cuentas, Temer está totalmente desorientado, no sabe qué hacer, llama a los militares, llama los policías, dice que va a bajar el precio del petróleo pero nadie lo toma en cuenta, como golpista, como un gobierno que ha tratado de revertir todas las reformas existentes. Es una persona que está dando vueltas pero no sabe donde sentarse, y al final de cuentas está totalmente quemado.

El problema que veo yo es qué camino podría resultar a los huelguistas más allá del golpista Temer. Una posibilidad es que liberen a Lula y se pueda presentar como candidato. Eso tiene la gran oposición de los capitalistas. La otra posibilidad es convocar a elecciones rápidas y ver si pueden elegir a otro Presidente sin permitir que Lula se presente. Tercero, es imponer un Estado de sitio que fortalezca el poder de los militares como la fuerza determinado de la política. Pero una cosa es clara, Brasil está en un callejón sin salida y los golpistas y los apoyantes judiciales no tienen respuesta a las huelgas de este tamaño y de este alcance.

Gustavo Petro e Iván Duque, a la segunda vuelta

María de los Ángeles Balparda: De Argentina también hay que hablar, el viernes hubo una manifestación multitudinaria, también hubo una marcha de docentes y ahora hay una marcha de movimientos sociales. O sea, aumenta la movilización popular y desde el gobierno se empieza a hablar de que las Fuerzas Armadas cumplan tareas policiales. ¿Cómo evaluas lo que pasa en Argentina?

James Petras: Bueno, sabemos que hace dos años todos declararon una ola derechista que estaba emergente y subiendo para tomar el control en América Latina. Era algo muy prematuro porque los gobernantes derechistas que entraron podríamos decir que plantearon una política pro capitalista, pro financiera, pro entreguista y no pudieron poner la economía en marcha. Es decir, esta configuración derechista, dirigida hacia la liberalización y la profundización de capitales, no atrajo capital. No podría mantenerse un consenso social para realizar las tareas que ellos mismos plantearos.

Es decir, más allá del hecho de que apretaron a las clases populares no tuvieron éxito trayendo capitales que pudieran dar un arranque a la Economía, fue un doble fracaso: uno hacia lo electoral y el otro hacia los capitalistas. Entonces cayeron entre las dos sillas y ahora buscan un salvavidas en los militares.

La militarización ya fracasó en Brasil, pero no totalmente se excluye la posibilidad de un golpe de Estado con la caída de Temer. Del otro lado en Argentina, buscan militarizar el país y formar una alianza militar oligárquica, pero los oligarcas no están listos a prestarse a las manos de los militares, porque eso implica un fracaso desde el ángulo político y la presencia en América Latina.

Entonces, también hay una falta de alternativas desde la derecha y crea la posibilidad para que vuelva la izquierda en sus variantes del peronismo que no es exactamente algo que debamos apoyar totalmente, pero podríamos verlo como mal menor con muchas limitaciones, contradicciones y dificultades. (Mauricio) Macri tiene sus días marcados y lo que debemos discutir es si podría haber una acción contundente que lo fuerce a renunciar y eso hace falta todavía porque Macri va a militarizar el país antes de dejar la Presidencia.

Diego Martínez: Otro tema de estas horas es la relación entre las dos Coreas y la realización o no de la cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos el 12 de junio. ¿Qué se sabe de eso?

James Petras: Corea del Norte quiere llegar a un acuerdo para evitar una confrontación militar, las sanciones, la intervención militar, un ataque nuclear, etc. Quiere mantenerse en paz, en equilibrio con el Sur, con una transformación económica para mejorar el estándar de vida. Pero, el problema es que los coreanos del Norte y del Sur quieren solucionar el problema, buscan la forma de aliarse o por lo menos mejorar las relaciones económicas, sociales y políticas; lo que falta es que Estados Unidos, que quiere no sólo llegar a un acuerdo sin o que quiere que Corea del Norte quede subordinada a EEUU, sujeto a las intervenciones norteamericanas. Corea del Norte quiere paz pero no quiere ser desarmado ni desmovilizado.

Yo no creo que estas negociaciones con EEUU vayan a tener algún éxito, porque no hay ningún cumplimiento por parte de Washington. Así que sólo queda la otra posibilidad, que Corea del Sur empiece a tomar distancia de EEUU y entre directamente a un acuerdo con Corea del Norte. Eso es lo que hay que esperar como posible manera de resolver el conflicto. Pero Corea del Sur está sometida a los militares norteamericanos, al Pentágono y a algunas Agencias militares dentro de Corea del Sur. Entonces, van a avanzar en las negociaciones entre Corea del Sur y Corea del Norte, pero tienen el gran obstáculo que las condiciones que impone EEUU va a imposibilitar un avance hacia la concordia política.

Corea del Norte, en tensiones con el Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump

María de los Ángeles Balparda: ¿En qué otros temas estás trabajando?

James Petras: Hay varios temas que debemos comentar. Primero creo que debemos dar mucha importancia al golpe de Estado en Italia. El señor Sergio Mattarella autotitulado Presidente de Italia, que debe tener una posición ceremonial, ha tomado el control del gobierno, nombró a un representante del Fondo Monetario para imponer una política con apoyo del 10% de los italianos.

Y Mattarella está actuando para desplazar a los gobernantes electos: La Liga y los 5 Estrellas están marginados. Él va a nombrar a este señor del FMI pero el representante nombrado como Primer Ministro no tiene mayoría en el Parlamento. Van a rechazarlo con un voto contundente y buscar ir a nuevas elecciones en agosto. Y las nuevas elecciones van a fortalecer a los electos y en esta circunstancia Mattarella, yo creo que simplemente está postergando lo inevitable: el cuestionamiento de la Unión Europea oligárquica de Bruselas, y la menos abrir el camino para la renacionalización de la política italiana y dejar que el pueblo italiano decida qué política quiere y no simplemente ser sometido a los oligarcas de Bruselas.

Finalmente hay dos puntos controversiales que debemos considerar. Son las luchas insurreccionales en Nicaragua. Es falso, completamente falso decir que es un conflicto entre gobernantes sandinistas armados y la oposición estudiantil pacífica. No son pacíficos, han incendiado edificios públicos, edificios políticos del sandinismo, etc. Debemos decir que los gobernantes nicaragüenses buscan un diálogo pero terminan en un fracaso porque los interlocutores anti sandinistas quieren imponer la agenda, quieren imponer la solución. No están dispuestos a un compromiso, a un intercambio de posibilidades para mejorar la situación sin tumbar el gobierno; para ellos es o tumbar el gobierno o seguir con la insurrección.

Es un problema político que como hemos dicho, los Ortega que durante mucho tiempo colaboraron con los capitalistas, no implementaron programas progresistas en el gobierno, pero por lo menos recibieron el voto mayoritario en las elecciones. Entonces no es un conflicto entre autoritarios y pacifistas, es una lucha armada, militarizada de ambos lados y no sabemos cómo va a resultar. Lo que podemos decir es que aquí en Washington lo que los expertos dicen es que Estados Unidos le está dando apoyo incondicional a los insurrectos, entonces hay una alianza entre los opositores y Washington sobre cómo actuar en la actualidad en Nicaragua.

Y finalmente debemos anotar las concesiones últimas en Venezuela. Otra vez liberaron a un mormón, supuestamente un misionero pero que llegó al país armado con pistolas fusiles, etc. y supuestamente a casarse. Su boda sería como la de un espía armado, misionero, que está tratando de hablar de Dios manejando fusiles. Entonces, podemos decir que Venezuela hizo concesiones liberando presos, liberó al americano, pero no recibe ninguna concesión. Y Washington reafirmó las sanciones, las amenazas, etc.

Este es otro aviso para Corea del Norte, porque las promesas que Washington hizo en su campaña para liberar al misionero, ofreciendo la posibilidad de entablar un diálogo, una apertura, pero en el momento en que liberaron al mormón, renunciaron a lo que habían dicho. Entonces, otra vez con Venezuela podemos decir que EEUU hace promesas para simplemente conseguir concesiones, pero luego renuncia.

Hernán Salina: Bien, muchas gracias, hasta el lunes.

James Petras: Un abrazo. Chau.

James Petras

James Petras: Sociólogo estadounidense conocido por sus estudios sobre el imperialismo, la lucha de clases y los conflictos latinoamericanos.

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]