Madrazo a Calderón: 2006

Roberto Madrazo reconoce 12 años después lo que es del dominio público y por lo menos 40 por ciento de los electores lo condenaban hacia el final del sexenio de Felipe Calderón, en el que predominó la impostura política y la guerra: “En mis actas Andrés estaba arriba de Calderón. En las del PRI, no lo sé… Yo sabía que el recuento (de votos) sería favorable para López Obrador, pero esa no era mi lucha”.

El excandidato presidencial por el Partido Revolucionario Institucional en 2006 y quien oficialmente quedó en un lejano tercer lugar después de Calderón Hinojosa, el triunfador de acuerdo al Tribunal Electoral, abre la boca hasta ahora con muy poca fortuna porque se exhibe en su pequeñez política, sólo que hoy como exitoso empresario de la salud, al asegurar: “pero esa no era mi lucha”. EL TEPJF se negó a realizar el recuento “voto por voto; casilla por casilla”, con el apoyo de Vicente Fox y de los dueños de México que cerraron filas con el panista.

Con lo anterior reconfirma que los grandes problemas nacionales, como rescatar el valor del voto en tanto expresión de la soberanía popular, por supuesto que no era la lucha de Madrazo, acostumbrado a pujar por sus intereses personales, de grupo y partido. Y justificó –ante el periodista Emmanuel Sibilla– el largo silencio porque “habría dinamitado la vida democrática del país”. Modesto grillo.

Es sabido que los dirigentes del partido de Madrazo Pintado, negociaron en forma muy ventajosa hacer posible la toma de posesión de Calderón en San Lázaro, recinto tomado por el Estado Mayor Presidencial, y que eso le permitió a Manlio Fabio Beltrones jugar un papel clave en el sexenio del guerrerista.

Los que se la jugaron con Felipe del Sagrado Corazón de Jesús desde el duopolio de la televisión y el oligopolio de la radio, ayer los grandes accionistas de los consorcios y hoy sus empleados estrellas descalifican en automático a Madrazo porque dejó pasar 12 años para expresar su opinión y se preguntan qué busca el exgobernador tabasqueño en el gobierno de Obrador, esto es: “¿Quién mece la cuna?”, para usar el lenguaje del gobernador priista (1995-99), para montar el primer fraude electoral que denunció AMLO con el Éxodo por la Democracia, de Villahermosa al Zócalo del Distrito Federal, donde presentó más de 250 000 documentos que mostraban que gastó más de 40 veces más al límite establecido.

La “excomunión” de Madrazo, hecha por conductores de noticiarios y analistas, es comprensible ya que exhibe su conducta en 2006, cuando informaron e incluso opinaron de manera sumamente sesgada para defender a Calderón quien les correspondió muy ampliamente.

El esposo de Margarita Zavala, candidata presidencial “independiente” que resultó una broma de mal gusto, salió en defensa propia con los argumentos y los reflejos de siempre, ahora mellados por la adicción etílica: “Es falso y delicado que Roberto Madrazo diga que López Obrador iba arriba en sus actas de la elección del 2006; todas las actas, incluidas las del PRD y el PRI mostraban que yo gané”; aseguró ante Ciro Gómez Leyva, su entrevistador consentido.

“Delicado” no es lo que diga Madrazo, sino violentar la voluntad ciudadana. Para este redactor dos testimonios son básicos, el libro 2006. Hablan las actas, donde se revisan y la conclusión de José Antonio Crespo es que de acuerdo a ellas no ganó Calderón, pero tampoco Obrador. También que el entonces secretario de Gobernación, Carlos Abascal, juraba: “¡No se equivoque, así sea por medio punto, pero ganará Calderón!” Y así fue.

Eduardo Ibarra Aguirre

Artículos de:

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]alresearch.ca