Presidente Al-Assad: Únicamente los sirios pueden poner fin a la crisis

Región:
Informe Detallado:

Damasco – SANA

El Presidente Bashar Al-Assad, en la noche de Al-Kader (la noche sagrada de Ramadán en la que Allah Todo Poderoso, entregó el libro sagrado El Quran al profeta Muhammad), compartió el banquete de Iftar (romper el ayuno) con actores de la sociedad siria, incluídas figuras públicas, partidistas, políticos, activistas, clérigos musulmanes y cristianos, sindicalistas y representantes de las federaciones y de la sociedad civil.

El presidente Al-Assad pronunció una palabra en la que destacó la importancia de arraigar los valores de la moral y el amor en nuestra sociedad, particularmente en el mes de la bondad y tolerancia, el sagrado mes de Ramadán (mes de ayuno musulmán).

Asimismo abordó los últimos acontecimientos de la crisis que azota Siria, resaltando las hazañas de los héroes del ejército árabe sirio en defender el país, así como el apoyo del pueblo sirio a las fuerzas armadas en su empeño por salvaguardar a Siria y sus recursos.

El presidente al-Assad dijo que el mes de Ramadán es un mes de perdón, compasión y sacrificio, de ¨Yihad¨en su verdadero sentido_ que es yihad para el trabajo, los logros, la construcción y el afecto_, es un mes para reformar al hombre, su mente y cuerpo”, destacó. El presidente al-Assad subrayó la necesidad urgente en estas circunstancias de la transparencia y la honestidad, valores materializados por las religiones celestiales.

20130805-152523.jpg

 

Refiriéndose a la crisis que asola al país, al-Assad aseguró que nadie, sino el mismo pueblo sirio, es capaz de poner fin a la crisis”… ¨el desenlace de la crisis lo decide únicamente el campo de la batalla¨, dijo.

El presidente Bashar al-Assad dijo que nadie puede determinar cuándo terminará la crisis si no somos capaces de saber quién es el responsable de ponerle fin.

Sobre la participación del exterior en la solución a la crisis, dijo: “el rol del exterior por muy fuerte que sea es o un rol auxiliar o un rol obstructor. En otras palabras: o es un rol que contribuye a la solución o por el contrario para prolongar la crisis, y este rol externo depende de las fisuras que tenemos en Siria”.

En cuanto a las posturas hacia la crisis por parte de los hijos de esta patria, Al-Assad dijo que “la ´posición gris´ optada por algunos constituyó una incubadora para el terrorismo, y a su vez estas incubadoras soltaron sus fieras a la plaza, más muchos de ellos (los grises) se retractaron de su error, pero tarde”.

20130805-155238.jpg

El presidente al-Assad prosiguió diciendo que “ninguna gran potencia logró jamás derrotar a un país pequeño cuando éste es un país unido”, subrayando que “si conformamos una conciencia suficiente y nos unimos entonces podremos fácilmente salir de esta crisis”.

Al-Assad aludió al paquete de cambios y reformas que se realizaron desde el inicio de la crisis en respuesta a las demandas que las exigían, “nos pidieron cambiar algunas leyes, y decidimos cambiar toda la Constitución, que luego sometimos a referéndum popular…algunos propusieron estos por desconocimiento y otros por perversidad y mala intención, pero dijimos entonces que debíamos probar todas las soluciones”, explicó.

Asimismo hizo referencia a las iniciativas propuestas por el exterior… “abordamos estas iniciativas tomando en cuenta la soberanía de Siria. Empezamos con la iniciativa árabe la cual fue fracasada cuando mostramos ser consecuentes con la misma… luego llegó el anterior enviado de la ONU Kofi Annan, pero también fue fracasada esta iniciativa porque cooperamos con ella. Entonces decidimos ir a Ginebra a pesar de ser conscientes de que con quien íbamos a negociar no se representan siquiera a sí mismos sino a los países que los representan, y con ello y todo decidimos ir y dialogar”.

También manifestó su determinación de aplastar el terrorismo con puño de hierro e instó a las FFAA a seguir luchando contra el terrorismo. “No hay más solución con el terrorismo sino pegar con mano de hierro”, manifestó.

También indicó que “el terrorismo y la política son totalmente contradictorias. No puede haber acción política o progreso en los aspectos políticos cuando el terrorismo golpea en todas partes”.

Al respecto indicó que “las cosas ya están casi claras para la mayoríade los países árabes, con excepción de algunos países de corte wahabí y hermandad musulmana, los cuales permanecerán en la oscuridad y por eso viven en un estado de histeria mientras ven cómo va cambiando la situación”.

El Presidente continuó diciendo: “Estamos enfrentando bandas dentro del país, algunos son mercenarios que hacen el trabajo según les paguen para ello, otros son extremistas religiosos y hay quienes son fugitivos de la ley”….

“En lo político, tenemos una oposición nacional pero hay también una oposicion que no es patriótica y otra que intentó chantajearnos desde el comienzo de la crisis bajo dichos como: “detendremos las manifestaciones si nos conceden puestos en el gobierno”, pero ellos no tenían ningún papel en las manifestaciones y algunos recibieron dinero de algunos Estados mediante la Liga Árabe”

A esta clase de oposición la tachó de “No ser confiable, y de ser una oposición decaída que no tiene rol alguno en la solución de la crisis porque solo busca conseguir beneficios”.

Tocando el tema de las batallas que libran las Fuerzas Armadas sirias, el mandatario dijo: “Los sueños no trascienden la realidad… pero si hubiésemos querido hacer lo que han hecho las fuerzas armadas nos hubiese sido casi imposible, pues esta institución fue erigida en base a un frente especifico desde la existencia de Israel, y su estructura, tácticas y armas son para enfrentar una batalla específica con ese enemigo, y de repente esta institución militar se ve enfrentando algo diferente, y a pesar de todo ello ha sido capaz de alcanzar grandes logros”, loó al-Assad al tiempo en que agregaba que “el índice de las proezas heroicas alcanzadas por las Fuerzas Armadas a lo largo de dos años y unos meses son difíciles de creer”, elogiando la determinación de los oficiales combatientes, suboficiales y soldados.

20130805-152807.jpg

Su visión para combatir el terrorismo se dejó ver cuando dijo: “La solución es que se unan el pueblo y el ejército para vencer el terrorismo”, … “en los lugares donde se aplicó esta solución la situación ya está buena”. Para lograr la reconciliación, al-Assad señaló que “el tema de la tolerancia está relacionada con el diálogo y la acción social y política que debemos animar porque son esenciales para el éxito del perdón y la tolerancia”… “Al mismo tiempo animo a los muchos indecisos a volver a retomar su lugar normal porque el único ganador es el enemigo israelí”, advirtió.

“La guerra que enfrenta el ejército árabe sirio y las Fuerzas Armadas en general, es una guerra de guerrillas, y todos sabemos que este tipo de guerras son las más difíciles y peligrosas para cualquier ejército independientemente de su fortaleza, pero hay solamente una guerra que supera la guerra de guerrillas y es la guerra popular, que sucede cuando se unen el ejército y los ciudadanos, que es lo que ha ocurrido y en lo que hemos logrado éxito hasta el momento”, acotó.

“Lo que ha sucedido en 2013 para las fuerzas enemigas que presienten que no les es posible lograr un éxito rotundo como pensaban… hubo 14 combates la pasada semana para ¨liberar a Damasco¨ antes de Ramadán, mientras que el año pasado hubo tres o cuatro batallas”, explicó al-Assad añadiendo que el enemigo fracasó en todas las batallas y por eso los países implicados en las mismas ya está convencidos de que la solución que buscan es imposible y el recurso que les queda consiste en prolongar la crisis mediante una guerra de desgaste para minar, consumir y debilitar a Siria con lo que lograría los mismos resultados sin importar si es derrocado el Estado Sirio”, aseveró al-Assad.

El presidente al-Assad, finalmente, expresó la esperanza de que el próximo Ramadán llega y Siria obtiene su seguridad y estabilidad.

Eba Khattar & Riad Sh. & Fady M.

Artículos de:

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]