Guerra financiera y libre flotación de la moneda china: Dinamitando el mercado de divisas

Haikou, Hainan: en un giro inusual, los expertos financieros han solicitado a las autoridades monetarias de China que dejen que su moneda flote libremente para “aliviar riesgos” (China Daily, 31 de octubre de 2018). ¿Suena contradictorio? En el mundo actual, el mercado de divisas se ha convertido en un arma para la guerra. La política de “libre flotación del yuan” ha producido una dramática caída de la “moneda del pueblo” (‘renminbi’).

Varios conceptos relacionados con el mercado (que incluyen aumentos en las tasas de interés de Estados Unidos, así como el superávit comercial de China con Washington) son presentados (fuera de contexto) por economistas occidentales “autorizados” que apoyan la “flotación del yuan”, que en los últimos meses ha provocado la caída de la moneda a su nivel más bajo desde que estalló la crisis económica de 2008 (véase gráfico a continuación).

“Al analizar las señales recientes de las autoridades monetarias, así como el desempeño del mercado, [los expertos] piensan que el gobierno prefiere un yuan más libre, o permitir que el mercado sea el que decida”. (Ibídem)

Pero “permitir que el mercado decida” es una idea que no tiene sentido. Ciertamente no se aplica a los mercados de divisas, que son objeto de manipulación y comercio especulativo.

Curiosamente, al realizar este tipo de análisis sobre el funcionamiento de la economía, tanto la geopolítica como las guerras comerciales son ignoradas. Los “expertos” citados en el informe del China Daily están, en su mayor parte, vinculados a instituciones occidentales y japonesas. Su valoración se ajusta a la del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Es evidente, el declive del yuan desde el mes de abril de 2018 coincide con la guerra comercial (véase gráfico a continuación). La depreciación se ha producido a pesar de que tanto Rusia como China han estado deshaciéndose de los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Caída del yuan chino con respecto al dólar estadounidense

¿Quién está asesorando a Pekín con respecto al yuan y el mercado de divisas?

Según Zhou Xiaochuan, gobernador del Banco Popular de China (PBC, por sus siglas en inglés), se promovió un tipo de cambio flotante del yuan con base en criterios de oferta y demanda del mercado. Esta estrategia sigue esencialmente las directrices establecidas por el FMI.

En el apogeo de una guerra comercial de Estados Unidos contra China, y sin mencionar lo que Pekín considera un acto de provocación por parte de la Marina de Estados Unidos en el estrecho de Taiwán, es indudable que el yuan se encuentra bajo ataque. Que el Banco Popular de China siga fielmente las directrices del FMI equivale a convalidar los principios del “Consenso de Washington”.

¿Se acuerdan de la crisis asiática de 1997? Las monedas de Corea del Sur, Tailandia e Indonesia fueron sometidas a operaciones especulativas a gran escala, incluidas ventas en corto al descubierto (‘naked short selling’) por parte de los principales bancos e instituciones financieras, lo que finalmente llevó a un colapso dramático del won de Corea del Sur, el baht de Tailandia y la rupia de Indonesia.

En aquel momento, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y el FMI presionaron fuertemente a estos países para que levantaran todas las medidas de protección de sus aparatos productivos y dejaran sus monedas en libre flotación.

Vale la pena señalar que, a diferencia de la claudicación de estos tres países, Malasia, bajo el mando del primer ministro Mahathir Mohamad, organizó con éxito un programa en contra de la especulación que fue diseñado cuidadosamente para proteger su moneda, el ringgit.

Los instrumentos especulativos de hoy son mucho más sofisticados que los que prevalecieron durante la crisis asiática de 1997. Hoy estamos hablando de guerras financieras y el rol decisivo que juega el mercado de divisas en la perturbación de las economías nacionales.

En últimas fechas, el rublo ruso y la lira turca han reducido sus cotizaciones a niveles extremadamente bajos.

En medio de las tensiones comerciales y amenazas militares de parte de Estados Unidos en contra de China, las directrices del FMI sobre la gestión de la moneda no deberían tomarse en cuenta. Un “yuan de libre flotación” debe analizarse y evaluarse en relación con las posibles operaciones especulativas que promueve Estados Unidos en el mercado de divisas. Es fundamental que el Banco Popular de China se haga, bajo la dirección del liderazgo de Pekín, de herramientas que pongan a raya la especulación, no solamente para proteger, sino también para fortalecer la “moneda del pueblo” (‘renminbi’) respecto al dólar estadounidense.

Michel Chossudovsky

Michel Chossudovsky: Profesor emérito de Economía de la Universidad de Ottawa, es fundador y director del Centro de Investigación sobre la Globalización (Global Research). Sus escritos se han publicado en más de 20 idiomas, es un activista antiglobalización y antibélico. Ha actuado como profesor visitante en organizaciones académicas en Europa del Este, América Latina y el Sudeste asiático, además de asesor de gobiernos en países en desarrollo y consultor de organizaciones internacionales como el programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Ha sido galardonado con la Medalla de Oro de la República de Serbia por sus escritos sobre la guerra de agresión de la OTAN contra Yugoslavia (2014).

Artículo original en inglés:

Financial Warfare and the Float of China’s Yuan. Weaponization of the Forex Market, publicado el 1 de noviembre de 2018.

Traducido por Ariel Noyola Rodríguez para el Centro de Investigación sobre la Globalización (Global Research).

Comentario sobre artículos de Globalización en nuestra página de Facebook
Conviértase en miembro de Globalización

Artículos de:

Sobre el Autor

Michel Chossudovsky is an award-winning author, Professor of Economics (emeritus) at the University of Ottawa, Founder and Director of the Centre for Research on Globalization (CRG), Montreal, Editor of Global Research.  He has taught as visiting professor in Western Europe, Southeast Asia, the Pacific and Latin America. He has served as economic adviser to governments of developing countries and has acted as a consultant for several international organizations. He is the author of eleven books including The Globalization of Poverty and The New World Order (2003), America’s “War on Terrorism” (2005), The Global Economic Crisis, The Great Depression of the Twenty-first Century (2009) (Editor), Towards a World War III Scenario: The Dangers of Nuclear War (2011), The Globalization of War, America's Long War against Humanity (2015). He is a contributor to the Encyclopaedia Britannica.  His writings have been published in more than twenty languages. In 2014, he was awarded the Gold Medal for Merit of the Republic of Serbia for his writings on NATO's war of aggression against Yugoslavia. He can be reached at [email protected]

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: publicati[email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]